El ECA renovado reabre sus puertas

La reapertura (hoy a las 19.30, con entrada libre y gratuita) se celebrará con la muestra Proyecciones, de Luis Quesada. La muestra permanecerá habilitada hasta el 21 de octubre de lunes a sábados de 9 a 13 y de 16 a 21 y domingos de 16 a 21. El valor de la entrada será de $5. Para los colegios, la visita será gratuita. Turnos al teléfono 4252543.

La producción artística de la Argentina se encuentra entre las más importantes de Sudamérica, junto a la de México y Brasil. Si bien existen museos y centros culturales diseminados en todo el país, la mayor parte de la actividad se concentra en la ciudad de Buenos Aires. En el contexto regional es de destacar un espacio de gran infraestructura como el museo provincial de bellas artes Franklin Rawson de San Juan.

La importancia de inversión en infraestructura cultural para la re-activación/diversificación urbanístico-económica de ciudades es básica para los nuevos esquemas de desarrollo diversificado y con inclusión. Tal es el caso paradigmático del Museo Guggenheim de Bilbao. Pero la efectividad de este tipo de intervenciones, como motores de desarrollo no es automática, sino que depende de condiciones geográficas, sociales, económicas, empresariales y culturales.

Otro tema conexo es: el reconocimiento de los espacios de producción artística no solo como contenedores o exhibidores sino como espacios de generación e innovación. Si bien museos y salas de arte fueron los grandes legitimadores de la producción artística contemporánea. Hoy existen nuevos conceptos nuevos lenguajes y nuevos medios podemos revisar los planteamientos de la Documenta de Kassel del 2012, acerca de una auto-consciencia histórica que revele las utopías de un mundo por venir, abierto, y antidogmático) que sustentan la producción, como el arte digital, la fotografía, el video arte y la robótica. También han puesto en valor otros espacios de circulación de la obra como los estudios abiertos, media labs, los street art in progress.

Mendoza viene generando nuevos hacedores, familiarizados con los nuevos lenguajes e instrumentos como lenguajes, con otro »tempus» del observar-crear-comunicar transmitir. Muchos de ellos no inscriptos en los espacios sacralizados de la producción artística, un participes de las corporaciones del status quo.

Sería bueno que para ellos y los que vienen (los chicos de las netbooks de la educación pública) hayan propuestas desde el sector público y privado que fomenten la creatividad y la producción, además de espacios que los contengan y muestren. Una experiencia a observar es la del Centro Experimental de Industrias Culturales de Entre Ríos.

Iniciativas como la renovación de la infraestructura del Espacio Contemporáneo de Arte y el nuevo Centro Provincial de la Cultura de Mendoza Julio Le Parc indican que comenzamos nuevamente a pensar la cultura como un espacio de realización, innovación e inclusión y no como espectáculo.

Esperemos que a odres nuevas le corresponda vino nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here