10 razones para no consumir bebidas light

1. Problemas con las burbujas

Aunque no tengan azúcar, las bebidas light contienen el mismo gas que las habituales, y esto provoca que nos sintamos hinchadas. Por eso, si nuestra idea es hacer una dieta para adelgazar, tal vez no estemos logrando los resultados deseados por esta hinchazón.

2. Confusión en tu cuerpo

Debes tener en cuenta que los endulzantes artificiales tienen un sabor más intenso que el azúcar, de forma que confunden nuestro sentido del gusto y le hacen sentir menos sabor a alimentos naturalmente dulces, como las frutas.

Además, los azúcares artificiales de las bebidas light hacen que tu cuerpo aumente los niveles de insulina en sangre, lo que genera dos cosas: por un lado, que sientas hambre más a menudo –comes más, ganas peso– y por otro, que todo lo que consumas se reserve en forma de grasa.

3. Podrías engordar con ellas

Precisamente por la razón anterior, podemos encontrarnos con que se recupera el peso que se ha perdido mediante el esfuerzo de una dieta saludable y ejercicio. Otra razón puede ser simplemente psicológica: al ver que tenemos cero calorías en nuestra bebida, probablemente comamos de más.

3. Podrías engordar con ellas

Precisamente por la razón anterior, podemos encontrarnos con que se recupera el peso que se ha perdido mediante el esfuerzo de una dieta saludable y ejercicio. Otra razón puede ser simplemente psicológica: al ver que tenemos cero calorías en nuestra bebida, probablemente comamos de más.

5. No tienen nutrientes

Las bebidas light no aportan nada en la tabla de nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. No solo tienen cero calorías, sino que no darán a tu organismo nada bueno. Para eso, siempre es mucho mejor beber agua sola, que te aportará la hidratación correcta.

6. Aumento del riesgo de padecer dolor de cabeza

El consumo de estas bebidas light de manera continuada puede desembocar en dolores de cabeza complejos con más frecuencia que con otras bebidas.

7. Estropean tu sonrisa

Aunque casi siempre se asocia el hecho de que un alimento no tiene azúcar con que no afecta a los dientes, debes saber que los azúcares artificiales tienen el mismo o peor efecto sobre estos: genera una erosión dental importante causada por el ácido cítrico.

8. Mezclas más peligrosas

Un estudio de la Universidad Northern Kentucky ha demostrado que, al mezclarlas con alcohol, debido a su alto sabor dulce, pueden provocar que nuestro cuerpo se confunda, que beba más de la cuenta y el alcohol nos afecte más que con las bebidas con azúcar.

9. Depresión

Varios estudios han relacionado el consumo de bebidas light con un aumento del riesgo a padecer depresiones. Lo cierto es que se ha demostrado que las bebidas regulares también aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad mental, por lo que lo mejor sería reducir el consumo al mínimo.

0. Problemas óseos

En estudios realizados se ha descubierto que un porcentaje notable de mujeres que beben de forma habitual bebidas light tienen problemas óseos, ya que estas bebidas aumentan la pérdida de minerales necesarios para mantener los huesos sanos.

Lo ideal es, en realidad, que no se beban bebidas light de manera habitual. En caso de que te gusten los refrescos y te preocupe tu dieta, no ocurre nada si los tomamos de vez en cuando, pero convertirlos en la bebida que nos llevamos a todas horas, pensando que son mejores que otras, puede ser, por lo que has visto, un grave error para nuestra salud.

Como ocurre con casi todo, lo mejor es aplicar la moderación como la norma base para saber si algo está bien o mal, y las bebidas light no son la excepción a esa norma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here