Vale busca inversores o vender todo antes de marzo de 2016

La empresa Vale terminó la evaluación de los activos del proyecto Río Colorado para explotar sales de potasio en Malargüe y con esto tiene listo un paso fundamental para poder atraer inversores que quieran continuar con el emprendimiento, donde ya colocaron algo más de 1.250 millones de dólares, o directamente ponerlo a la venta en su totalidad.

Ese relevamiento fue realizado por un equipo de la propia Vale, tarea que empezaron a mediados de junio, con la particularidad de que estuvieron acompañados por Ken Haddow, considerado en el mundo un detector de buenas inversiones y quien conoce muy bien este proyecto minero porque trabajó en él desde sus inicios, cuando lo tenía entre manos Río Tinto.

Haddow estuvo reunido este martes con el gobernador Francisco Pérez, pero no trascendió públicamente qué resultado arrojó la sumatoria de esos activos, ni tampoco si la empresa seguirá con su pretensión de pedir algunas excepciones impositivas, las cuales en su momento sumaban alrededor de 3.000 millones de dólares anuales, de acuerdo a cálculos del Ministerio de Infraestructura de la Nación. Aquel pedido de Vale estaba dirigido a obtener la devolución anticipada del IVA y la eliminación de las retenciones a las sales, todo según información oficial de marzo del 2013.

LEÉR MÁS  Thomas visitó Junín y mantuvo una reunión virtual con los directores de educación municipales

Sin embargo, desde el Gobierno nacional nunca reconocieron el rol que tuvieron en la suspensión de Vale las variaciones constantes del tipo de cambio (dólar), que elevaron de 6.000 millones de dólares las necesidades de inversión para darle vida a Río Colorado a un promedio de 11.000 millones de dólares.

Después de las promesas presidenciales de retomar el proyecto minero, que implicaron varias negociaciones con el gobierno de Brasil, el intento de Pérez de tentar a los chinos en esta materia, el paso dado por Vale cobra importancia y alivia un poco al Gobierno en medio de una complicada transición por las cuentas públicas.

“Para nosotros es una buena noticia, porque con esto va tomando color la posibilidad cierta de que se retome el proyecto”, indicó el ministro de Energía, Marcos Zandomeni.

A la vez, explicó que al tener una precisión sobre los activos actuales de la empresa en la zona, y aquellos ubicados en otras provincias, se puede tentar a los posibles inversores con datos precisos, a modo de presentar una prefactibilidad. A diferencia del 2013, cuando Vale suspendió sus tareas en la provincia, el precio de las sales ha empezado a recuperarse, y según Zandomeni, “el mercado alimentario requiere de este elemento como mejorador de suelo” para marcar las expectativas que puede generar en este momento Río Colorado.

LEÉR MÁS  Continúa el ciclo de charlas de promoción para pymes de Mendoza

Al mismo tiempo, detalló que no tendrá el mismo volumen de explotación pensado originalmente, ya que se está diseñando una propuesta con el 30% menos de extracción, y que el transporte será combinado entre camiones y trenes, por lo que tampoco deberán desde Vale o los próximos socios hacer una línea férrea hasta el puerto construido en Bahía Blanca, que aún no tiene uso.

La búsqueda de Vale está centrada en convencer a inversores europeos o chinos para abrir la minera, y con viento a favor en el contexto internacional, abre las esperanzas del Gobierno en cuanto a que podría irse en diciembre con un problema muy grave en vías de ser solucionado.

Lo concreto es que la concesión finaliza en marzo del 2016, lo que exige a la empresa brasileña a decidir un rumbo para no dejar caer el emprendimiento totalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here