Suarez confirmó que rige desde enero la Revisión Técnica Obligatoria

El Gobernador  de Mendoza aseguró que pidió a la Nación que se habiliten “permisos provisorios” ante la falta de algunos repuestos en el mercado.

Desde el Gobierno Provincial confirmaron que se exigirá la oblea para poder circular a partir del 1 de enero en toda la provincia.

Cabe destacar  que el gobernador Rodolfo Suarez a mediados de noviembre aseguró que se estaba analizando prorrogar la entrada en vigencia de la obligatoriedad de la Revisión Técnica Obligatoria en autos de más de 3 años de antigüedad, motos de más de 2 años y camiones de forma anual.

“Es una ley nacional, hemos aclarado que todos los que vayan a salir de la provincia deben hacerla, y en casos de que no se puedan conseguir insumos del automotor, hemos dado la instrucción y pedido a la Nación que se haga una credencial provisoria para esos casos particulares”, aseguró Suarez consultado por la prensa.

Por esto, las autoridades encargadas de controlar la documentación de los vehículos podrán exigir, dentro de un mes exactamente, a los vehículos que cuenten con más de 3 años de antigüedad la oblea que certifique que está en condiciones de circular, por lo que será obligatorio contar con ella.

En este marco el mandatario confirmó, algo que ya había dado a entender, que no se postergará en Mendoza el comienzo de la obligatoriedad de exigir la oblea que certifique la revisión, medida que ya existe en la mayoría de las provincias del país.

La “oblea provisoria”

El gobernador desatacó que han insistido en un pedido a la Nación para que autorice circular a aquellos vehículos con fallas leves, que no hayan pasado la revisión, pero que no pueden efectuar los arreglos a raíz de la escasez de algunos repuestos específicos que no estarían ingresando al país por la situación financiera y económica.

“En casos de que no se puedan conseguir insumos del automotor, hemos dado la instrucción y pedido a la Nación que se haga una credencial provisoria para esos casos particulares. Estamos teniendo algún tipo de flexibilización en aquellos casos que se acredite que no se puede conseguir algún tipo de repuesto, sabemos que hay falta de neumáticos y otros insumos del automotor. No le podemos exigir a alguien las cubiertas si no las puede conseguir”, destacó Suarez.

Estas “revisiones condicionales” que se han solicitado a la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) tendrían un plazo de 60 días, por lo que aquellos vehículos que no hayan pasado la RTO -y tengan fallas leves- contarán con dos meses de habilitación para poder circular por las calles y rutas nacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here