Se entregaron más de 6.100 viviendas durante la gestión de Cornejo

Un total de 8.182 familias mendocinas accedieron a una solución habitacional en estos cuatro años. En tanto, 6.111 lo lograron a través de una vivienda nueva y otras 2.071 pudieron mejorar su calidad de vida gracias a la intervención en las casas que ya habitaban.
El viernes 6 de diciembre se realizará la última entrega de viviendas en la gestión Cornejo. Se trata de un barrio compuesto por 187 casas, que fue construido con financiamiento nacional y provincial en un poco más de un año y medio.

La inauguración de los barrios Valle del Sol y El Milagro I y II, ubicados en el distrito de Ugarteche, en Luján de Cuyo, será el cierre de cuatro años en los que el Gobierno se enfrentó a un delicado panorama en la obra pública y que logró encaminar con acciones tendientes a impulsar y sanear el sistema de vivienda.

Luego de un 2016 difícil, en el que solo se pudieron finalizar alrededor de 300 viviendas, debido a la paralización de las obras por un largo período, el IPV logró saldar las deudas históricas con las empresas constructoras gracias a la implementación de la operatoria de bonos y así volver a tener todas las obras activas.

Este fue el primer paso para exigir el cumplimiento en los avances, elevar los ritmos de trabajo y hacer de Mendoza una de las provincias mejor posicionadas en el país en ejecución de viviendas.

LEÉR MÁS  Nación depositó el último pago del año para la obra Portezuelo del Viento

Con esta dinámica, el Instituto Provincial de la Vivienda, bajo la dirección de. Damián Salamone, logró un sistema más eficiente y transparente en la construcción de viviendas, permitiendo acortar los plazos de obra al reducir los tiempos de 4 o 5 años a menos de 12 meses.

“Reducir los tiempos de ejecución de un barrio contribuye a mitigar los efectos de la inflación y acortar los plazos ayuda a que la obra sea menos costosa, lo que se va a traducir, beneficiosamente, en la cuota que tendrá que pagar el futuro adjudicatario”, explicó el titular del IPV.

“Esto también pudo realizarse contando con financiamiento genuino. En estos cuatro años, la Provincia elevó más del 350% los recursos destinados a vivienda social. Al inicio de la gestión, Nación y Provincia aportaban recursos en forma equilibrada. En la actualidad, Mendoza logró duplicar los aportes en relación a los fondos nacionales”, añadió Salamone.

El plan Mendoza Construye, lanzado en mayo de 2018, fue un avance en materia de vivienda en la provincia. Por primera vez, el IPV cuenta con un programa con financiamiento enteramente local, que en tan solo unos meses ha permitido entregar 183 viviendas y contar con 771 en ejecución y otras 865 prontas a iniciarse.

LEÉR MÁS  El Centro Oftalmológico de atención virtual de Junín fue declarado de interés por la Cámara de Diputados

Este plan cambió la forma de construir viviendas en Mendoza exigiendo un mayor compromiso de los municipios, ya que los proyectos priorizados debían tener los terrenos con las obras de urbanización e infraestructura ya realizadas. Esto que permitió acortar los plazos de ejecución y terminar obras en tan solo siete meses, como ocurrió en algunos casos.

Tener un sistema saneado y recursos genuinos ha posibilitado al IPV mantener un ritmo sostenido en la construcción de viviendas. Tanto es así, que en estos cuatro años se lograron terminar 6.111 viviendas nuevas y 2.071 obras de mejoramiento a viviendas ya existentes. Mientras, continúan en construcción 2.165 viviendas y otras 899 se iniciarán en los próximos meses.

Todo este trabajo y compromiso se vio coronado con la certificación de normas ISO 9001:2015 para los procedimientos administrativos de licitación de viviendas. Por primera vez en su historia, el IPV pudo obtener este certificado, que significa un salto de calidad administrativa para jerarquizar al Estado y supone un sistema más ágil y transparente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here