Restricciones: qué prepara el gobierno nacional y que plantea la provincia

Suarez le planteó al presidente Alberto Fernández la realidad sanitaria de la provincia. Aseguran que si bien el presente es crítico la pandemia es manejable.

El Gobierno analiza por estas horas las nuevas medidas restrictivas que comenzarán a regir en el país desde el próximo viernes, poniendo el foco en “reforzar los controles” por parte de los intendentes y gobernadores, y aplicar nuevas restricciones en actividades recreativas, ante la segunda ola de coronavirus en la Argentina.

Se estima que el nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) tendría una duración de 15 días con “pequeñas modificaciones”, sobre todo en lo que implica actividades recreativas.

“Las medidas serían las mismas que hasta el momento, con algunas pequeñas modificaciones, y se extenderían por 15 días“, explicaron fuentes cercanas al gobierno

En esa línea, subrayaron que “se va a pedir que se apliquen fuertes controles” en las diferentes jurisdicciones, y aclararon: “Por ahora está descartada una fase 1, lo que se va a hacer es seguir con las mismas medidas pero ajustando algunas cosas”.

Entre los temas que están arriba de la mesa para ser analizados se encuentran la posibilidad de “reducir actividades al aire libre” en los distritos que se encuentran dentro de la zona de mayor riesgo epidemiológico, además de volver a llevar a la virtualidad actividades profesionales.

Desde el gobierno describen que la idea es darle a los gobernadores la potestad de administrar las decisiones en sus jurisdicciones, porque son los que tienen en claro cuáles son los puntos a ajustar en cada distrito.

Por su parte, el gobernador Rodolfo Suarez, al igual que otros gobernadores, manifestaron al presidente que si bien la situación de la provincia es crítica aun se puede manejar, y que el amesetamiento con gran cantidad de casos es atribuible a lo que va quedando de Semana Santa.

LEÉR MÁS  Guaymallén transformó más de 3000 kg de desechos en madera plástica

Lo que desde el ejecutivo provincial parece que no esta dentro de la negociación es la presencialidad de las clases. Es un ítem al que Suarez, junto a su gabinete, no parecen claudicar, y al parecer, todo continuará d ela misma manera, salvo algunas modificaciones protocolares que se vana a ir acomodando a medida que avance el año.

Asimismo, Suarez, le manifestó a Fernández la preocupación por la situación que se esta viviendo en General Alvear por la alta tasa de contagios. Allí se tuvieron que tomar medidas distintas al del resto de la provincia. Allí, se le permitió al intendente radical Walther Marcolini suspender las reuniones sociales, las actividades deportivas y hasta cerrar el anexo del Casino provincial, entre otras.

Por el momento, la intensión del gobierno provincial es continuar con las actuales restricciones -horario de corte de circulación para las personas de las 23.30 hasta las 5.30-, pero no se descarta volver sobre algunas medidas que puede plantear la nación si la situación se agrava.

Las medidas que anunciaría Fernández

Dentro de las nuevas medidas, que serían anunciadas el próximo viernes por el presidente Alberto Fernández, se podría incluir “una presencialidad administrada en las escuelas”, que estaría sujeta a valores epidemiológicos que funcionarían de modo similar al semáforo de fases con el que cuenta la provincia de Buenos Aires.

Respecto a la restricción de circulación nocturna, algunas fuentes indican que “no se toca”, por lo que seguiría vigente de 20 a 06 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mientras que otras fuentes con despacho en Balcarce 50 afirman que “se está analizando llevar el horario de cierre a las 18.00”.

LEÉR MÁS  Kulfas visitó IMPSA mientras se analiza la incorporación de la Nación a la empresa

En ese marco, las fuentes consultadas indicaron que “se diluyó la idea de endurecer las medidas, ya que la recomendación de los expertos es esperar el impacto de las medidas que ya se tomaron”.

Además, consideran que el Gobierno “tiene que guardarse esa bala de plata” para “cuando llegue el invierno, ya que se puede llegar a complicar mucho más la situación sanitaria”.

En Casa Rosada afirman que hay una “tendencia de baja de casos” de COVID-19 desde que el Gobierno nacional aplicó las medidas restrictivas que se estipularon en el último DNU que vence el próximo viernes 30 de abril.

Fuentes cercanas al jefe de Gobierno porteño indicaron que hay una “estabilidad en el número de casos”, pero reconocieron que se trata de “una meseta muy alta que no es sustentable en el tiempo”.

En tanto, desde el entorno del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, consideran que “las medidas que se tomen tienen que ser consensuadas sí o sí con la Ciudad”, ya que “sólo de esa manera van a tener un real efecto”.

Lo cierto es que el Presidente terminará de pulir las medidas en las próximas horas, luego de las recomendaciones y sugerencias que recibió tras mantener este martes y miércoles dos videoconferencias con todos los gobernadores del país y el jefe de Gobierno porteño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here