También pidió la declaración de nulidad genérica de toda facturación derivada de estas resoluciones y la devolución de los montos cobrados a usuarios residenciales; micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas de trabajo o empresas recuperadas inscriptas en el INAES; instituciones de salud y educativas públicas; entidades de bien público; mutuales; asociaciones sin fines de lucro y fundaciones.

El Diputado provincial mendocino de Protectora en el Frente de Todos, José Luis Ramón, presentó esta tarde una demanda colectiva para que se declare la nulidad e inconstitucionalidad de los aumentos del servicio de energía eléctrica en todo el país.

La demanda se realizó en representación de los usuarios de energía eléctrica de todo el país, contra la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía y contra el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). El objetivo principal es que se retrotraigan las resoluciones N°105/2022 de la Secretaría de energía y sus anexos, así como las resoluciones dictadas para autorizar los aumentos en las distribuidoras de los distintos puntos del país.

El texto sostiene que las resoluciones violan los derechos de protección de intereses económicos de usuarios y consumidores, como su derecho a “obtener información adecuada y veraz, a la defensa de la competencia contra la distorsión de mercados y control de monopolios, y a la calidad y eficiencia de los servicios públicos”.

LEÉR MÁS  Inscripción Digital obligatoria al registro de uso de la tierra (rut)

Además, Ramón, solicitó una medida cautelar para que, en todo el territorio argentino, se suspenda el aumento hasta que se dicte la sentencia definitiva ya que, de aplicarse el aumento, se produciría un daño irreparable sobre los intereses económicos de los usuarios y las usuarias afectadas. 

En este mismo sentido, también pidió la declaración de nulidad genérica de toda facturación derivada de estas resoluciones y la devolución de los montos cobrados a usuarios residenciales; micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas de trabajo o empresas recuperadas inscriptas en el INAES; instituciones de salud y educativas públicas; entidades de bien público; mutuales; asociaciones sin fines de lucro y fundaciones.

La demanda, que contiene 112 páginas, fue elaborada para demostrar los incumplimientos en los procedimientos previos al dictado de la Resolución que se pretende anular, además de una infinidad de argumentos que sostienen desde el derecho de usuarios y consumidores, hasta los derechos humanos, la inconstitucionalidad del aumento y la necesidad de su derogación.

LEÉR MÁS  Las bodegas de Mendoza vuelven de Alemania con grandes expectativas de negocios

La falta de razonabilidad del aumento fueron los incumplimientos de inversiones que el propio Estado ha reconocido, sumado a la condonación de deudas a las empresas y el aumento desproporcionado del 700% que se efectuó durante los 4 años de gestión de Mauricio Macri.

“El servicio de energía eléctrica es un servicio público esencial, cuyo acceso resulta necesario para el disfrute efectivo de otros derechos fundamentales (…) cuya prestación y regulación es función indelegable del Estado Nacional, independientemente de la organización federal de nuestro país y las potestades locales en la materia, y aún cuando la gestión del mismo se encuentre concesionada (delegada) a entidades privadas como son las empresas distribuidoras citadas como terceros al presente proceso – EDENOR S.A y EDUSUR S.A –“, señala el escrito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here