Se trata de Distrocuyo. La obra aportará 1.000 megavatios de energía. Proyectada hace 40 años, comienza a concretarse ahora y tendrá una inversión de 20 millones de dólares.

El Gobierno de Mendoza abrió la oferta económica para la puesta en marcha de la Línea de Alta Tensión Cruz de Piedra-Gran Mendoza. Se trata de una obra que incorporará 1.000 megavatios más del sistema argentino y que incrementa seguridad, calidad y confiabilidad del sistema, capitalizando la red de Alta Tensión (AT).

El acto de apertura contó con la presencia del ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgro, y autoridades de Emesa (Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima). Además, hubo representantes de la empresa mencionada.

El ministro Mario Isgro remarcó: “Seguimos avanzando en el proceso de esta obra eléctrica que implicará contar con más energía y potencia en el área metropolitana. Fue un pedido del Gobernador Rodolfo Suarez para seguir planificando el crecimiento de Mendoza”.

Proyectada hace más de 40 años, esta obra es fundamental para el futuro energético de Mendoza y del país: hoy el sistema eléctrico provincial tiene instalados 1.500 megavatios de potencia total y esta línea casi duplicará la capacidad, lo que dará seguridad eléctrica frente a fallas del sistema de generación.

El oferente Distrocuyo SA presentó la documentación que será controlada. La oferta de la empresa fue por 17.086.140 dólares sin IVA.

Originalmente se habían vendido tres pliegos, se recibieron dos ofertas y una no cumplía con los requisitos técnicos, por lo cual no calificaba.

La obra energética más importante del Gran Mendoza

La ejecución del proyecto fue anunciada por el gobernador Rodolfo Suarez a finales de octubre de 2021, cuando se definieron todos los detalles técnicos y económicos para su concreción.

El Gobernador detalló que es una obra fundamental para Mendoza y Argentina, ya que se vincula el sistema eléctrico Cuyo (Cruz de Piedra) con el sistema nacional y es un paso más hacia una transición energética que garantice abastecimiento para todos, menos fallas y menos contaminación.

La obra cubrirá la demanda creciente durante picos de verano e invierno e incrementará la seguridad, calidad y confiabilidad de un sistema que se encuentra en riesgo de colapso desde hace tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here