La integración vehículo-peatonal es el nuevo desafío en la remodelación de calles

La recuperación de la calzada en la avenida Tirasso de Guaymallén apunta a garantizar la seguridad de vehículos, descongestionar el tránsito y dar prioridad al ordenamiento de espacios a escala de peatón.

En búsqueda de ciudades más inclusivas, que alienten el desplazamiento peatonal y ciclístico, con vías de tránsito más seguras para los vecinos, el Gobierno provincial avanza en la intervención de importantes arterias departamentales como es el caso de las calles Severo del Castillo y Tirasso, de Guaymallén.

La finalidad es garantizar el ordenamiento urbano integrando la circulación vehicular y peatonal de forma segura. “Buscamos promover la buena convivencia de todos los actores del  tránsito, generando condiciones más seguras para todos los usuarios”, indicó la directora de Planificación, Ana Daher.

El caso de la calle Tirasso incluye un ambicioso plan de obras de recuperación de la calzada con una rotonda en la intersección con Bandera de los Andes para mejorar la dinámica del flujo vehicular y descongestionar el tránsito permanente en la zona, la apertura de calle Corrientes, en el barrio Santa Ana, y la remodelación integral de las calles Río Juramento y 9 de Julio.

“El espíritu de la obra es dar solución a la congestión vehicular y para ello se está trabajando en la reformulación de la calzada, que pasará de 2 a 4 trochas de tránsito. Es una obra integral que hemos pensado por etapas y el alcance de la primera va desde la lateral del Acceso hasta calle Los Guindos”, explicó el secretario de Obras Públicas de Guaymallén, Marcos Calvente.

LEÉR MÁS  Autoridades nacionales confirmaron su presencia en el Congreso Pedagógico Mendoza 2020-2021

Según detalló el funcionario, “en el tramo que va desde la Lateral Norte del Acceso Este hasta Bandera de los Andes se duplicará el ancho de la calzada, se mejorará el alumbrado público, se incorporará una vereda y se sostiene la materialización del canal en la margen Este y del lado Oeste, se realizará cordón, cuneta y banquina”.

Una de las innovaciones bisagras del amplio proyecto incluye los trabajos que ya se están ejecutando para abrir la calle Corrientes del barrio Santa Ana y que sirva de conexión entre las avenidas Godoy Cruz, Bandera de los Andes y la Lateral Norte del Acceso Este.

En tanto, para solucionar desbordes pluviales, se prevé la demolición de alcantarillas y cunetas (por su mal funcionamiento) para rehacerlas en hormigón en toda la bocacalle que, como consecuencia, extenderá la vida útil de la calzada.

“Por las interferencias que se detectaron en servicios públicos de gas, agua, cloacas y energía hubo que realizar modificaciones en la traza que incluyeron traslados en las instalaciones, lo que provocó un retraso en el comienzo de la ejecución de la obra”, explicó Daher.

En su conjunto, la intervención que se está ejecutando sobre 36 cuadras del distrito Capilla del Rosario forma parte de un plan de trabajo integral que realiza el Programa de Infraestructura Municipal para mejorar una de las calles con mayor afluencia de tránsito vial y peatonal. Dentro de la primera licitada, se trabajará en la remodelación integral de calle 9 de Julio entre Bandera de los Andes y Lateral Norte del Acceso Este. Allí, las tareas consisten en la construcción de nuevas redes de agua y cloaca, cuneta, asfalto, vereda y la reconversión a LED del alumbrado público.

LEÉR MÁS  Imputaron a la mujer que encadenó a perro al auto y lo arrastró varias cuadras en Tunuyán

También se está finalizando la obra de reconfiguración de calzada vehicular sobre la calle Río Juramento (que conecta Tirasso con Corrientes) para cambiar la fisonomía de callejón de tierra que tenía. Los trabajos incluyeron la erradicación de árboles que estaban en malas condiciones y fuera de línea, la construcción de drenajes y veredas y la instalación de alumbrado público.

Los trabajos se complementan con el revestimiento de canales y la mejora de cordones, banquinas o rampas junto con la reconversión, mejora del alumbrado público y de las paradas de colectivos con el fin de generar una circulación vial y peatonal más sostenible e inclusiva.

“Estas tareas apuntan a la transformación y aprovechamiento integral del espacio público, dotándolo de seguridad a través de la iluminación y de un diseño urbano y vial ordenado para peatones, ciclistas y usuarios del transporte público, garantizando cruces más seguros que promueven la reducción de la velocidad vehicular”, sintetizó Daher.

 


Fuente: Prensa Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here