La directora del Centro de Salud, Florencia Farollch, junto a autoridades provinciales y municipales, fue la encargada de recibir el equipamiento, que tuvo un monto total de $ 960.852,00.

Las 300 unidades forman parte de una de las tres nuevas líneas anunciadas este año por el gobierno provincial IPV Mi Casa. Mediante este programa, quienes no posean vivienda podrán acceder a una solución integral.

Este fin de semana se abrió una nueva convocatoria para construir viviendas sociales en la provincia. Se trata del concurso público correspondiente al programa IPV Mi Casa, una de las últimas líneas habitacionales que puso en marcha el Ejecutivo provincial.

“Este concurso está enmarcado en los anuncios que hizo el Gobernador a principios de agosto de este año, cuando se lanzaron tres nuevas líneas habitacionales que trabajará el IPV durante esta gestión”, mencionó la presidenta del Instituto Provincial de la Vivienda, María Marta Ontanilla, haciendo referencia a los programas Mejoro Mi casa, Construyo Mi Casa e IPV Mi Casa.

El llamado que se publicó este domingo corresponde a esta última línea, cuya particularidad es que el IPV financia el 100 por ciento de la construcción de las viviendas, los terrenos y la urbanización si es que fuera necesario.

LEÉR MÁS  Juri celebró el retorno de Copa Airlines y aseguró que "este es el camino que la Nación debe seguir"

“Es decir que el IPV entregará a los adjudicatarios una vivienda terminada y ellos deberán devolver el monto del crédito correspondiente al valor de la misma, que es lo que se conoce como llave en mano”, aclaró Ontanilla.

Otra ventaja de este programa es que se admitirán postulantes mayores de 18 años que no posean vivienda y cuyos ingresos estén dentro de los 4 y 8 salarios mínimo vital y móvil.

La titular del organismo resaltó que “esta flexibilización en las condiciones les permitirá a aquellas personas independientes, sin familia, que tengan otro acceso a la vivienda”.

Etapas del programa

El llamado a concurso público tiene un plazo de 30 días para que las empresas elaboren y presenten sus propuestas.

Para esta primera etapa se ha previsto un cupo de 300 viviendas. La convocatoria está abierta a los 18 municipios con el propósito de que las empresas presenten proyectos de emprendimientos, con la provisión de terrenos.

Los conjuntos habitacionales deberán estar emplazados en zonas urbanas y poseer entre 10 y 50 unidades de dos dormitorios, que podrán ser casas individuales o pareadas, dúplex o departamentos.

LEÉR MÁS  Mendoza recupera un importante vuelo internacional

“En cualquiera de los casos, el IPV exigirá que tengan características de sustentabilidad y eficiencia energética, ya que son los ejes con los que venimos trabajando en el último tiempo”, puntualizó Ontanilla.

La fecha de apertura de sobres será el 26 de noviembre y, una vez realizado el acto, las propuestas recibidas comenzarán a ser evaluadas en comisión. Pasado este período, los proyectos seleccionados serán publicados en el sitio del IPV y se abrirán las inscripciones.

Los interesados podrán conocer los proyectos y postularse para los que les resulten de su interés, según el valor de las viviendas y donde se encuentren ubicadas. Una vez completo el cupo, se adjudicará a los inscriptos mediante sorteo.

“Las aperturas de las inscripciones esperamos hacerlas en el primer trimestre de 2022, cuando los proyectos ganadores del concurso ya están adjudicados y las obras en marcha”, finalizó la presidenta del IPV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here