Investigan si el joven hallado muerto en Godoy Cruz fue «ajusticiado»

Hay tres hipótesis en la causa: muerte por sobredosis, el suicidio o un ajuste de cuentas por haber golpeado a su novia.

Tirado en un descampado a 50 metros del barrio donde vivía, con manchas de sangre en su rostro y su cabeza y con un arma de fuego en una de sus manos. Así fue encontrado ayer por la mañana en Godoy Cruz el cuerpo de un joven de 26 años. La investigación del caso gira en, al menos, tres hipótesis que van desde una muerte por sobredosis, hasta el suicidio o un ajuste de cuentas por haber golpeado a su novia.

Alrededor de las 10.30 de ayer familiares de Alberto Hugo Lillo llamaron al 911. Habían encontrado su cadáver en un descampado en el barrio Los Cerrillos. Un hermano de la víctima y vecinos de la zona permitieron identificar el cuerpo.

De acuerdo al relato de quienes lo encontraron, Lillo tenía en su manos un arma calibre 22 que uno de los vecinos tomó y entregó luego a la Policía.

Efectivos de Policía Científica llegaron al lugar y luego la fiscal de Homicidos Claudia Ríos. A simple vista los peritos notaron que la víctima tenía mucha sangre en la cabeza pero no se constataron lesiones compatibles con disparos.

Tres hipótesis
Los investigadores manejan al menos tres hipótesis de muerte. Una de ellas, quizás la más débil, contempla la posibilidad del suicidio. De encontrarse heridas de arma de fuego tras la necropsia y otras señales podría constatarse.

Otra de las opciones que estudian los sabuesos es que Lillo hubiera consumido drogas y hallado la muerte por sobredosis en ese baldío, ubicado a 50 metros del asentamiento donde vivía.

La tercera línea investigativa, según confiaron fuentes ligadas a la pesquisa, es que Lillo fuera asesinado. Esta hipótesis se refuerza en el hecho de que el joven habría golpeado a su pareja el día anterior.

Los sabuesos fueron al barrio Parque Sur, donde vive la novia del fallecido, para tratar de ubicarla y conocer su versión de los hechos, pero la joven no estaba en su casa.

Según confió un investigador, la muchacha había ido a hacerse asistir por lesiones en la cabeza, provocadas supuestamente por la paliza que Lillo le había provocado. Pero en hospitales de la zona tampoco fue posible hallarla.

Siguiendo esta última posibilidad, los investigadores creen que Alberto Lillo pudo haber sido “ajusticiado” por alguien cercano a su pareja como “escarmiento” por haberla golpeado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here