Instituciones de Mendoza y San Juan crearon el “Programa Regional de Cirugía de Epilepsia”

Neuromed Argentina, el Hospital Español, FADESA, la Universidad Nacional de San Juan y el Hospital Rawson de San Juan promueven el abordaje integral de la epilepsia, tanto en las intervenciones quirúrgicas, como en el acompañamiento psicológico y social de los pacientes afectados y sus familias.

La epilepsia es un trastorno del sistema nervioso que interrumpe la actividad normal de las células del cerebro y padece 1 de cada 200 personas en el mundo. Por lo general, esta enfermedad se inicia en la infancia y afortunadamente, la mayoría de los pacientes pueden ser tratados con medicamentos. Sin embargo, un dato preocupante es que alrededor del 30 % de los pacientes afectados no responden a la medicación. En esos casos es necesario recurrir a intervenciones quirúrgicas de alta complejidad.

Para dar respuesta a esta problemática, desde el año 2006, un grupo de instituciones médicas y científicas de Mendoza y San Juan impulsan el desarrollo de tecnologías y formación de recursos humanos. El resultado es la creación del “Programa Regional de Cirugía de Epilepsia” cuyo propósito es abordar integralmente la enfermedad, no solo a través de intervenciones quirúrgicas, sino también medicamentosas junto al acompañamiento de los pacientes y sus familias desde el punto de vista psicológico y social.

A fines del 2020, 5 de estas instituciones pioneras (Neuromed Argentina, Hospital Español, FADESA, Universidad de San Juan y Hospital Rawson de San Juan) firmaron un convenio de creación y puesta en funcionamiento del programa. Se prevé la pronta incorporación de otras instituciones del ámbito público y privado y la extensión a provincias vecinas como La Rioja, San Luis y Neuquén.

LEÉR MÁS  Segunda dosis: comienza hoy el operativo para completar la vacunación a docentes

“La firma de este convenio es un gran avance para la región Oeste y para el país. En el caso de los diagnósticos de epilepsia resistentes a la medicación, en los cuales hay que operar, es fundamental hacerlo lo antes posible para evitar el avance de la enfermedad y el deterioro cerebral. Se trata de prácticas muy complejas que requieren la intervención de un grupo de trabajo que reúne a múltiples disciplinas como Neurología, Neurofisiología, Neurocirugía, Neuropsicología, Neuroimágenes, Bioingeniería y Física médica. Este es el motivo por el cual se necesita la participación cooperativa de distintas instituciones. No hay demasiados centros médicos en el mundo que realicen estas intervenciones y somos afortunados al tener esta posibilidad en nuestra región, con profesionales especializados y equipamiento de avanzada”, explican los doctores Raúl Otoya y Omar Urquizu, coordinadores del programa.

Los profesionales intervinientes se han capacitado dentro y fuera del país y gran parte de la tecnología que utilizan ha sido desarrollada íntegramente en la región Cuyo. En Mendoza, las cirugías se realizan en el Hospital Español y en San Juan, en el Hospital Rawson.

LEÉR MÁS  Luján de Cuyo lanzó moratoria para construcciones no declaradas

“A través de la tecnología disponible tenemos una alta tasa de efectividad y excelentes resultados quirúrgicos. Por ejemplo, a fines del año pasado operamos en Mendoza a un chico de 29 años a quien le colocamos un estimulador cerebral, similar a un marcapasos, que modifica el funcionamiento de las redes neuronales que generan las crisis epilépticas. Desde la activación de este dispositivo, el paciente ha reducido significativamente la cantidad de crisis y su calidad de vida ha mejorado notablemente. Es la primera vez que se implanta en el cerebro un dispositivo de este tipo en la región Cuyo y hay muy pocos implantados en el resto del país. Incluso, con otras estrategias quirúrgicas, hay pacientes que no han experimentado más crisis, cuando previo a la cirugía, presentaban múltiples episodios por semana o por mes”, agregan los doctores Otoya y Urquizu.

“El Programa Regional de Cirugía de Epilepsia busca que todas las personas, tanto del sector público como privado, puedan acceder al diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad que sufre un alto porcentaje de la población. Asimismo, tiene como objetivo sistematizar procedimientos, técnicas y nuevas metodologías que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes epilépticos y sus familiares”, finalizan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here