Expertos evalúan el estado de las ruinas de Puente del Inca

 

El trabajo se realizó en conjunto con profesionales de la Secretaría de Ambiente, el Ministerio de Infraestructura y la Dirección de Patrimonio. El objetivo principal es seguir trabajando en políticas que conserven el ambiente y el Sistema de Áreas Naturales Protegidas de Mendoza.

Los baños termales del antiguo Hotel de Puente del Inca, cuya construcción comenzó en 1925 y alojó turistas hasta el día del alud que lo destruyó, el 15 de agosto de 1965, se encuentran emplazados junto al Monumento Natural donde se reunieron los equipos técnicos de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial. Fue a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, del Ministerio de Planificación e Infraestructura y de la Dirección de Patrimonio, para evaluar el estado del sistema de puntales, que fortalece la estructura construida hace más de 90 años y la necesidad de reforzarla y remplazar las piezas deterioradas.

Las Ruinas del Hotel se encuentran emplazadas en lo que desde 2005 es la Reserva Monumento Natural Puente del Inca, protegida por la Ley Provincial 6045 de Áreas Naturales Protegidas. Este monumento natural, por su singular belleza geológica y su emplazamiento en alta montaña, junto a una ruta internacional, constituye uno de los íconos turísticos de Mendoza.

La presencia de aguas con fama de propiedades curativas lo convirtió en uno de los centros termales más renombrados de Argentina a principios del siglo XX. Puente del Inca está incluido en el sistema vial andino Qhapac Ñan –Camino del Inca– y, por lo tanto, integra un sitio declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

El área natural protegida de Puente del Inca está emplazada en la cordillera principal, posee depósitos de rocas de más de 200 millones de años y fallas de bajo ángulo denominadas corrimientos.

Esta curiosa formación geológica posee rocas pertenecientes a tres períodos distintos. Algunas son muy deformadas de Edad Permotriásica, de aproximadamente entre 270 y 200 millones de años, otro grupo de sedimentos marinos y continentales de los períodos jurásico y cretácico, de 200 y 80 millones de años, mientras que los materiales cuaternarios, de edad inferior a 2 millones de años, ocupan esencialmente los valles. También existen depósitos de origen glaciario, avalanchas, lagunares y fluviales.

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial recuerda que las Áreas Naturales Protegidas no se encuentran disponibles para la visita de personas ajenas al Cuerpo de Guardaparques y personal de la institución, debido al aislamiento, social, preventivo y obligatorio. Se solicita a la población dar cumplimiento con el aislamiento correspondiente, decretado por los gobiernos nacional y provincial, y dar aviso al 911 o 148 app de cualquier irregularidad que se detecte como incumplimiento a las normativas oficiales.

 


Fuente: Prensa  Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here