En Maipú un conductor atropelló y mató a un joven y después huyó

Ocurrió en la madrugada de este domingo en Rodeo del Medio, en un hecho que está previsto y sancionado por el Código Penal.

Concretamente este domingo, poco antes de las 7, Carlos Guevara, de 25 años que caminaba por calle Don Bosco al 2300 de Rodeo del Medio, fue encontrado ensangrentado y sin vida, tirado sobre la calle, según lo certificaron los médicos del Servicio Coordinado de Emergencia.

Esa situación llevó a los efectivos de la Comisaría 49°, que intervino en el lugar, a conjeturar que el joven murió como consecuencia de ser atropellado por un vehículo, cuyo conductor lejos de detener la marcha, huyó de la escena.

Esta especulación se sustenta en que en el lugar, ubicado a unos 2 kilómetros al norte del Acceso Este, se encontraron restos de mica que, por estas horas están siendo analizados por personal de policía Científica, para determinar a que rodado podrían pertenecer los restos y, desde ahí, buscar al conductor.

Hechos que se repiten

Hace poco más de dos semana en San Rafael, Elías Gattás recibió una pena de 4 años de prisión efectiva, al ser considerado responsable del delito de “homicidio culposo agravado por la condición de fuga”, en un hecho ocurrido en mayo de 2018, donde perdió la vida Kevin Josué Disparti (24), jugador del club Balloffet de San Rafael, después de ser atropellado por el Renault 18, que conducía Gattas, que también fue inhabilitado para manejar por seis años.

En abril, Lisandro Montiel, de 68 años, que circulaba en una bicicleta por la calle César Palacios de Las Heras, fue atropellado, por una camioneta, cuyo conductor lejos de detener la marcha, huyó del lugar. El hombre, grave fue internado en el Central.

El más recordado
Ocurrió en agosto del 2017 en el Acceso Sur a la altura del Shopping La Barraca de Guaymallén, cuando Alejandro Verdenelli, que circulaba al mando de un Porsche Cayenne, embistió a Alan Villouta (21) cuando cruzaba el acceso luego de haber salido de la pizzería donde trabajaba.

El caso conmocionó a la sociedad mendocina dado que el acusado se presentó a las 72 horas de ocurrido el hecho.

Casi un año más tarde el fiscal de Homicidios, Carlos Torres, elevó el caso a juicio bajo la imputación de homicidio imprudente, agravado por abandono de persona. Tras una audiencia previa pedida por la defensa, la Justicia le negó al empresario del transporte la realización de una “probation”, es decir que la causa no llegue a juicio oral y que, en contrapartida, cumpla con algunas normas de conductas.

Tampoco se permitió que el delito se extinguiera a través de una “reparación integral”, medida que implica una indemnización económica que, en este caso, está atada a la causa civil que la familia de Villouta lleva contra el empresario.

Así las cosas, el expediente, desde mayo del año pasado, está en manos de los miembros de la Suprema Corte de Justicia que próximamente darán a conocer lo resuelto.

Qué dice el Código
Para tratar estos casos la justicia se apoya en dos artículos del Código Penal.

El artículo 106, que dice “el que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de 2 a 6 años. La pena será de reclusión o prisión de 3 a 10 años, si a consecuencia del abandono resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima. Si ocurriere la muerte, la pena será de 5 a 15 años de reclusión o prisión.

Y el artículo 84 bis, donde se expresa: “Será reprimido con prisión de dos (2) a cinco (5) años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco (5) a diez (10) años el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte.

La pena será de prisión de tres (3) a seis (6) años, si se diera alguna de las circunstancias previstas en el párrafo anterior y el conductor se diere a la fuga o no intentase socorrer a la víctima siempre y cuando no incurriere en la conducta prevista en el artículo 106.

Otra muerte
Una joven de 21 años, identificada como Romina Vargas, falleció en la mañana de este domingo al volcar el auto en el que se trasladaba como acompañante.

El siniestro ocurrió a las 9.45 en el cruce de Ferrari y Severo del Castillo, de Guaymallén, cuando el conductor perdió el control de un Chevrolet Astra y volcó espectacularmente.

Como consecuencia de incidente, la joven fue despedida del rodado y falleció en el lugar. En tanto que el conductor sufrió heridas de consideración, por lo que fue derivado al hospital Central, donde quedó internado.

En el lugar trabajaron policías y personal de Científica, para establecer la mecánica del siniestro vial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here