El intendente Soto dio marcha atrás con su aumento de sueldo

Es que el mandatario tupungatino se aplicó un dietazo del 46 %, lo que elevaba su salario a $99.612 de sueldo bruto.

Finalmente el intendente de Tupungato, Gustavo Soto, anunció que darán marcha atrás con el aumento que había establecido para su salario y que tanta polémica generó no solamente en su departamento sino también en el resto de la provincia.

Es que el mandatario tupungatino se aplicó un dietazo del 46 %, lo que elevaba el salario de Soto a los $99.612 de sueldo bruto.

Si se hubiera puesto en marcha este incremento el intendente hubiese pasado a cobrar casi como el gobernador Alfredo Cornejo.

LEÉR MÁS  Chiapetta se reunió con representantes de canchas de fútbol 5

Cuando se dio a conocer esta noticia se desató un gran revuelo y las críticas comenzaron a llover por todos lados. Soto había argumentando que este ajuste en su salario respondía a las paritarias de los años 2016 y 2017.

Días atrás el intendente había manifestado: “el sueldo del intendente de Tupungato se compone por una ordenanza del año 2012 de dos clases I más todos los adicionales ya sea por mayor dedicación, por antigüedad. De esa cuenta hay un porcentaje en el que está enganchado el sueldo de los concejales, los funcionarios, secretorios, directores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here