La imponente escultura inaugurada en 1958 sufrió la pérdida de su cabeza debido a la tormenta.

El Cóndor es el monumento más emblemático del ingreso a Mendoza. Por desgracia, y debido al fuerte temporal, la escultura se quedó sin cabeza.

Este escultura fue inaugurada el 1º de marzo de 1958 y muestra a esa imponente ave de la cordillera mendocina apuntando hacia el oeste.

Se trata de la segunda vez que el Cóndor se queda sin cabeza: la anterior había sido en 1979.

Jóvenes juegan con la cabeza de El Cóndor: 

LEÉR MÁS  El frío, seguirá al menos, un par de días más en Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here