La Asociación de Expendedores de Naftas sostiene que durante el invierno, Argentina tendrá un nuevo récord en el déficit energético.

La Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines (Amena) emitió un comunicado en el que advierte sobre los inconvenientes que se profundizarán en relación a los faltantes de naftas y cortes en el suministro de GNC si el gobierno nacional no toma medidas que impliquen mejoras concretas en la cadena energética.

Según el escrito de Amena, los aumentos de los combustibles de los dos últimos meses, colaboran con la situación energética del país, pero dejan de ser una solución a los grandes problemas que afrontarán las estaciones de servicio y los consumidores.

«Todos los pronósticos anuncian que en el invierno 2022 Argentina llegará a un nuevo récord en su déficit energético. Los faltantes de combustibles no son más que un reflejo de lo que toda la cadena energética está transitando», dice el comunicado.

Además, señala que «las refinerías de petróleo están abonando en promedio 57 dólares por un barril que, de ser exportado, podría pagarse a 100 dólares. Los precios en los surtidores presentan tímidos movimientos que aún quedan lejos de los precios necesarios para que la cadena deje de trabajar a pérdida».

«Otro punto débil en la situación energética nacional es la necesidad de comprar GNL (gas natural licuado) a precios internacionales actualizados. Algunos medios pronostican que para el invierno 2022, se necesitarán 9 buques más que en el 2021 y a un valor 640% mayor«.

«Es cuestión de tiempo. De continuar desactualizado el porcentaje de ganancia de las petroleras, si el gobierno no autoriza adecuaciones y/o medidas políticas que impliquen mejores concretas en las menguadas comisiones de los operadores y no mejora el panorama para el abastecimiento de gas, los faltantes de naftas en las estaciones y los cortes de GNC comenzarán a ser más notorios«, advierten los estacioneros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here