A la nueva maternidad del hospital Lagomaggiore, solo le falta el 25% para concluirla

La construcción estaría lista a fines del primer semestre del próximo año. Una vez que se habilite el nuevo edificio, evalúan proyectar una refuncionalización de las instalaciones existentes.
El subsecretario de Obras Públicas, Jorge Simoni, continuó con el proceso de revisión y reconocimiento in situ de las grandes obras de la provincia. Tras haber acompañado al ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgró, al Polo Judicial, esta semana la recorrida estuvo centrada en las obras hospitalarias.

Durante su visita a la obra que se ejecuta en el Hospital Luis Lagomaggiore, donde se construye la maternidad pública más grande de la provincia, Simoni indicó que el avance de los trabajos supera el 75% y, en ese marco, estimó que “a fines del primer semestre del año próximo estará finalizada”.

Mientras se consolida la construcción interna que amplía en 6.000 metros cuadrados el edificio existente, se sumaron algunos arreglos del sistema eléctrico y se ajustan los mecanismos de conexión interna entre ambas estructuras a través del hall actual para evitar la interrupción de los servicios.

LEÉR MÁS  La semana comienza con buen tiempo en Mendoza

Al finalizar la recorrida, Simoni indicó: “Estamos evaluando poner en marcha una segunda etapa que ponga en valor a todo el edificio existente que no tenía mayores obras proyectadas en esta fase, salvo una intervención en parte del sistema eléctrico”.

Es que, al ampliar la capacidad y las estructuras, “viejas instalaciones del edificio existente quedarán obsoletas y se pueden refuncionalizar para complementar la obra nueva”, señaló el funcionario. En ese sentido, detalló que es necesario un reacomodamiento de amplios espacios que quedarán sin uso, como la sala de máquina y el área de calderas que dejarán de funcionar como tal. Tras una evaluación técnica, la fachada, entrada y hall principal también serán intervenidas con el objetivo de reacomodar las instalaciones.

“Junto al equipo de proyecto vamos a analizar qué intervenciones hacer en todos los espacios intermedios que han quedado entre los edificios para incorporar paisajismo, tratamientos de suelo y desmantelamiento de instalaciones o construcciones precarias que no tienen uso”, cerró Simoni.

Maternidad centrada en la familia

Las nuevas tendencias mundiales en materia de maternidad apuntan al acceso del parto humanizado. Por eso, bajo el concepto de “Maternidades seguras centradas en la familia”, la nueva construcción brindará la posibilidad de que el entorno familiar acompañe a la madre durante ese momento irrepetible.

LEÉR MÁS  Tiempo en Mendoza: descenso de temperatura por el ingreso de un frente frío

La estructura que se construye en la margen Norte del edificio actual integrará las nuevas instalaciones con los sectores existentes, que serán reacondicionados para formar un conjunto armónico capaz de brindar una respuesta funcional e integral de las necesidades del área gineco-obstétrica.

El proyecto incluye la creación de ocho Unidades de Trabajo de Parto y Recuperación (UTPR). Allí, la madre junto a su entorno cercano atravesarán todo el proceso de trabajo de parto y el posterior alumbramiento de manera privada. Luego, la mujer y el bebé pasarán a una habitación de internación doble.

Los servicios de obstetricia se prolongan con otras tres salas de cirugía y parto, 140 camas de internación conjunta, 5 de terapia obstétrica y 9 plazas de hospital de día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here