VICENTIN: PARA ENTENDER DE QUE SE TRATA, LO QUE PASA Y OPINAR CON DATOS

Vicentin, un canapé para las inversiones extranjeras.

por VIVIANA BITULKA

 

El Sr. Presidente de la Nación, anuncio la posibilidad que la actividad de la sociedad Vicentin SAIC, con domicilio social inscripto en la Ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe y con concurso preventivo de acreedores abierto y en trámite por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nro. 1, de Segunda Denominación de la misma localidad, según presentación del pasado 10 de febrero, sea declarada de utilidad pública, a mérito de un proyecto de ley que remitirá al Congreso Nacional y, decretada la misma, previa intervención societaria, a mérito de las irregularidades advertidas que tienden a presuponer, por el abultado pasivo, su composición y las maniobras para contraerlo, que la aceitera y sus sociedades satélites involucradas, las cuales forman un grupo empresario inescindible, se encaminan a la quiebra y, con ella la quiebra de más de tres mil productores que rondan en torno de ella, una suma similar de trabajadores que perderán sus fuentes de trabajo y un perjuicio fiscal inmenso, en los fiscos de los tres niveles, por faltas de cumplimientos fiscales y previsionales.

A ello se suma el pasivo financiero, entre lo que se destaca el Banco de la Nación Argentina con un crédito cercano a los 1350 millones de dólares, sobre los 1500 millones de dólares que la empresa denuncio, prima facie, como pasivo concursal. El 9 de junio vence el plazo para que los créditos sean verificados, en cuanto a monto y graduación, debiendo ser el Síndico, seguramente colegiado, quien determine por medio de lo dispuesto en el art. 35 de la ley 24522 la admisibilidad o inadmisibilidad de cada crédito presentado a verificar.

Materializada la expropiación, también se anunció la creación de un fideicomiso de inversión donde serán transferidos los bienes de la concursada como propiedad fiduciaria, cuyo gerenciamiento estará a cargo de YPF AGRO que actuara en carácter de fiduciaria del referido fideicomiso que protegerá los bienes del estado.

Se fundamentó que, con esta medida no solo se rescata una sociedad a la deriva, que expresó en su presentación concursal estar transitando un momento de “stress financiero”, sino que el Estado Nacional toma participación, por intermedio de la empresa expropiada, en las exportaciones de granos en general.

Al mismo tiempo se destaca que, si bien la entidad de la cerealera no es tal para marcar valores de mercado, por sus volúmenes operativos, lo es para operar como expresa testigo, en el mercado de cereales para una planificación estratégica y, a partir de ahí, lograr referenciar al mercado alimentario y obtener soberanía alimentaria. Vicentin SAIC es una de las principales exportadoras de granos del país y podría quedar en manos foráneas.

LEÉR MÁS  Informan 18 nuevos fallecimientos y suman 1.403 los muertos por coronavirus

No se ha hecho público el proyecto de ley que el Poder ejecutivo enviaría al Congreso Nacional en las próximas horas. Si se ha informado que se procederá previa solicitud de intervención, estimo que frente al juez del concurso dado que, tratándose de un proceso universal, uno de los pocos del ordenamiento jurídico argentino, por imperio del art. 21 de la ley citada, todas las cuestiones de contenido patrimonial se remiten al juzgado interviniente, operando lo que se denomina el fuero de atracción activo.

Este artículo no tiene a formular opinión personal alguna vinculada a la aprobación o no de la medida dispuesta, que, por supuesto se tiene.

Mayormente, el ciudadano común confunde estatización, con nacionalización, con revocatoria de la concesión, con expropiación por causa de utilidad pública a lo que se suma el desconocimiento que se tiene acerca de los procesos falenciales y como se mueve la peticionaria frente al remedio procesal “concordato” o “concurso preventivo”.

Al solicitar su concurso preventivo de acreedores, la concursada manifestó dar cumplimiento al criterio objetivo de presentación denominado “estado de cesación de pagos”. Seguramente lo habrán escuchado nombrar pero no conocen muy bien de que se trata. El estado de cesación de pagos falencial no es no poder pagar una obligación o estar “un poco atrasado en las cuentas”. El estado de cesación de pagos es la impotencia patrimonial de hacer frente a las obligaciones de modo regular; es decir no poder mantener el giro comercial y financiero de la misma manera que se venía desarrollando hasta ahora por impotencia patrimonial.

Por ello, uno de los remedios legales es la apertura de un “concurso” en el cual quien se considere con derecho a cobro se presenta y exhibe sus títulos. Ínterin, hay principios del derecho concursal que respetar como la pars conditio creditorum (hay paridad de acreedores con excepción de los privilegios otorgados por ley) y la cristalización de los pasivos, junto con la suspensión y prohibición de ejecuciones individuales y devengamiento de intereses.

Cumplidos los trámites procesales, si la sociedad concursada no logra los acuerdos de la doble mayoría, según el art 45 de la ley que venimos citando, entra en el proceso de Cramdown, según la reforma incluida en la década del 90, en el art. 48 de la ley, aún vigente, que aplica el Chapter Eleven de la ley de bancarrota americana a las sociedades incluidas en lo que se denomina “gran concurso o concurso ordinario”. Estas sociedades no quiebran directamente, como las pequeñas, pero entran en un proceso de subasta, pudiendo ser adquirida por cualquiera con capacidad para ello, inclusive acreedores, terceros nacionales y extranjeros y hasta la propia concursada. Un canapé para cualquiera en una actividad estratégica, sobre todo post pandemia.

LEÉR MÁS  Coronavirus en Argentina: se registraron 2667 nuevos contagios

Ante este panorama y, de acuerdo a la explicación oficial, el Estado vió que a la sociedad concursada le iba a resultar imposible evitar la quiebra, en parte porque el principal acreedor es el Banco Nación y, sin el voto de ese acreedor financiero, no iba a lograr el acuerdo; asimismo también advirtió que se trata de una empresa que con su quiebra iba a arrastrar despidos, quiebras de productores y de proveedores y la falta de pago fiscal. Todo ello frente a una empresa sin capacidad de pago real, sostenido en su propia presentación.

El rescate y posterior expropiación – se sostuvo – no solo evita eso sino que permite – frente a la tasación de las acciones que efectuara el Tribunal Fiscal de la Nación y que, seguramente, abrirá una instancia judicial de expropiación irregular – se permita compensar los créditos y débitos, eludiendo el terrible art. 130 de la ley que, expresamente, lo prohíbe, de modo directo.

Es un camino largo y solo se ha evidenciado la voluntad política de rescatar la empresa y la confección de un proyecto de ley que aun no conocemos. Resta que el poder judicial, en la figura del juez, decrete o no la intervención de la empresa, con o sin desplazamiento de sus administradores y el poder legislativo que, por intermedio de nuestros representantes, decidan, por las mayorías legales, la declaración o no de utilidad pública de la actividad de la firma.

Es decir, son los tres poderes del Estado, con actuación directa, democrática y constitucional, los que van a decidir si Vicentin SAIC es expropiada, cuanto se paga por sus acciones, si es o no intervenida y de que manera y cual es el destino de esos bienes.

 

¿Quien es Vincentin?

La Familia Vicentín tiene una fortuna de 560 millones de dólares.

De acuerdo a la revista mundial Forbes está entre los 50 argentinos más ricos. Vicentin es una de las principales empresas exportadoras de cereales de nuestro país y dueña de una de las mayores plantas de molienda de soja del mundo.

A través de Vicentin Family Group es dueña de Alimentos Refrigerados SA que compró a Sancor yogures y postres; Friar SA carnes; Algodonera Avellaneda y la Terminal Puerto Rosario.

Tiene ramificaciones en Uruguay, Paraguay y Brasil.

Vicentin le dejó al Banco Nación un crédito impago por más de 18 mil millones de pesos que tomo durante del gobierno de Macri y se declaró en cesación de pagos el 4 de diciembre del año pasado.

Un detalle: es dueño de la bodega Vicentin Family Wines que produce los vinos El Contrabandista, El Tramposo, El Renegado y El Canalla.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here