URGENTE Reconocen 16 detenidos. Reprimen en Mendoza a los manifestantes contra la modificación de la ley 7722

 

Cuatro camiones de infantería se dirigen a la rotonda del nudo vial a reprimir al grupo de manifestantes que allí se encuenta.

En estos momentos, a las 15,30, guardia de infantería de la policia de Mendoza rodea la casa de gobierno, mientras algunos manifestantes en la rotonda de ingreso a la ciudad frente a la terminal de ómnibus, han sido reprimidos. Hay detenidos y policías efectuándolos disparos de escopetas Itaka apuntando a la gente y también se han visto tirar a los vehículos que pasan. Hay detenidos pero no se sabe en que numero ni porque circunstancias. No hay ordenes publicas mi pedidos explícitos hacia los manifestantes, entre los que hay muchísimos niños y madres con carritos de bebes. Hombre y mujeres mayores. La policia motorizada se moviliza velozmente por calle JVZapata persiguendo… a nada, ya que no hay nadie en las inmediaciones. Se escuchan sirenas y disparos en varios lados. La confusión es completa. La gente se retira de los alrededores del Barrio Cívico donde está unicada la casa de Gobierno que dentro está vacía y afuera rodeada de manifestantes que se encontraban deshidratados, al sol, sin directivas claras y sin saber que hacer en medio de la confusión y el caos.

Más temprano más 50 mil ciudadanos y asambleístas de todas partes de Mendoza pedían al gobernador Rodoldo Suárez que vete las modificaciones hechas a la ley 7722 , que habilitan el uso de sustancias tóxicas para la megaminería.

La concentración multitudinaria frente a la Casa de Gobierno fue el final de la «marcha más grande de la historia de Mendoza» , que partió ayer por la mañana desde La Consulta y desde distintos puntos de la provincia par nuclearse en la Casa de Gobierno que se encontraba completamente vallada y rodeada de policías.

«El gobernador no se hizo presente en la Casa de Gobierno, pero entregamos un petitorio al secretario de Ambiente, Humberto Mingorance; estamos a la espera de una respuesta y si no decidiremos en asamblea cómo continuar», informó uno de los voceros Mauricio Gnosis de la Asamblea Por el Agua de Tunuyán.

El petitorio fue rechazado, tras lo cual se generaron protestas por parte de los manifestantes, que fueron respondidas con represión por parte de la policía provincial. Hubo corridas frente a la Casa de Gobierno y represión por parte de los efectivos.

LEÉR MÁS  "Queremos trabajar para que haya fútbol en la TV Pública"

La movilizacón partió en la mañana del domingo desde San Carlos y fue nutriéndose en su paso por las localidades de Pareditas, Eugenio Bustos, Jocolí, General Alvear, el Este, Uspallata y San Rafael. La caravan de autos, camionetas y bicicletas llegó a tener 12 kilómetros sobre la ruta 40. En la mañana de este lunes confluyeron en el nudo vial de la capital provincial para llegar hasta la Casa de Gobierno.

Además, se mantenían cortes de ruta como la Ruta del Mercosur, paso a Chile por la localidad de Uspallata. La manifestación tuvo su réplica en la Ciudad de Buenos Aires frente a la Casa de Mendoza.

«La movilización ha sido histórica y la única consigna ha sido la defensa del agua. Hasta el viernes, Mendoza tenía una ley que la protegía del uso de cianuro y ácido sulfúrico y se ha modificado como traje a medida de las mineras. El veto sería importante porque quedó demostrado que no hay licencia social», sentenció el diputado de Unión Popular, aliado del oficialismo, y ex intentende de San Carlos, Jorge Difonso, a un medio.

La masiva marcha en «defensa del agua» comenzó a generar reacciones en las intendencias provinciales y en el arco político. «Sería importante que los intendentes expresen públicamentre su posición, mientras más se expresen será más posible que se consiga el veto», destacó el ex intendente de San Carlos y coautor de la ley 7722.

La masiva movilización provocó reacciones también el arco político mendocino y nacional. El presidente del partido del PJ mendocino, Guillermo Carmoma, le solicitó al gobernador que vete la ley, previamente había participado de una conferencia de prensa junto a legisladores del pj provinciales que avalaron con su voto las modificaciones .

El diputado nacional José Luis Ramón de posiciones generalmente ambiguas, exigió a Suárez que «escuche a la ciudadanía» y vete la norma modificada. «Por dinero baila el mono, pero el pueblo quiere agua limpia y ¡no podemos hacer oídos sordos!», sostuvo el presidente del bloque Unidad Federal y Equidad.

LEÉR MÁS  Los micros de larga distancia tramitan los permisos con las provincias para reanudar los servicios

Suárez no promulgó la nueva normativa, pero abrió un campaña pública para defender la apertura de la provincia a la megaminería. Desde la cuenta oficial del Gobierno sostuvo que «la reactivación de la minería moverá recursos por alrededor de 349.234 millones de dólares» y «que la actividad pueda generar 17.550 puestos de trabajo durante la etapa de construcción de 6 proyectos».

Mientras que desde la UCR de Mendoza y la Secretaría de Ambiente, a cargo de  Humberto Mingorance, salieron al cruce con mensajes en los que sostienen que los miles de movilizados son personas desinformadas y aseguran que los controles ambientales serán suficientes. Los noticieros televisivos y algunos periodistas cuestionados se refieren a los manifestantes como «fanatizados y desinformados» «grupos violentos» «personas que no escuchan razones». Descalificaciones que faltan a la verdad intentando desmotivar y restar importancia a lo que está en juego.Con respecto al debate sobre el uso del agua de la actividad minera, en una provincia en emergencia hídrica, desviaron a la discusión al mal uso de los recursos hídricos que hacen en el sector agropecuario.

«En las asambleas hay equipos de biólogos, geólogos y médicos que llevan años trabajando estos temas», recordó Gnosis sobre el conocimiento que surge desde la organización ciudadana contra la megaminería y confirmó que los abogados de las asambleas hicieron presentaciones judicialies por la violación del principio de no regresividad de la Ley General de Ambiente.

En cuanto a los controles ambientales, el asambleísta tildó de «ridículo» que «en una actividad donde se utilice cianuro pueda haber sustantibilidad». «Es un discurso muy pobre, sin base científica. En todas parte del mundo se han prohibido esta actividades», insistió.

Desde la parte productiva, el ex intendente de San Carlos señaló que «sin agua no hay producción agropecuaria, no hay vida». Agregó: «Es una ley manifestiamente inconstitucional y que va contra una estrategia de largo y media plazo para Mendoza, que lleva 10 años de crisis hídrica». 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here