Urbaland escrituraba sólo un 10% del valor real de las chacras compradas

El complejo inmobiliario Chacras de la Cruz de la localidad bonaerense de Exaltación, célebre por cobijar en su interior la flamante mansión que intentó ocultar la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, no deja de disparar pistas para una gran causa por evasión millonaria de impuestos. De acuerdo a datos reservados de la investigación a la que accedió Tiempo Argentino, la empresa Urbaland SA, a cargo del desarrollo del emprendimiento, escrituraba las chacras con sólo un 10% del valor real de las parcelas que vendía, generando un millonario perjuicio al Estado por impuestos no pagados. La información a la que tuvo acceso este diario muestra el esquema de las subfacturaciones aplicado: el club de campo Chacras de la Cruz hacía escrituras de chacras por $ 60 mil, cuando el valor real de las mismas era de hasta $600 mil. De esta forma, llegaba a ocultarle a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), sólo en el plazo de un año, más de $ 7 millones. En pocas palabras, blanqueaban el 10% de la operación y el resto del pago se acordaba, en negro, con cada uno de los futuros propietarios.
De las mismas fuentes se desprende que la firma tenía armado un esquema de dibujos de balances, que presuntamente daban pérdidas. En realidad, no era así: por Chacras de la Cruz, en todo el 2012, no se había registrado en el fisco ningún tipo de actividad. Sin embargo, en la investigación figuran 12 escrituras que, según los escribanos intervinientes, se hicieron en ese período. Es decir, se vendieron 12 parcelas y no se informó ninguna. En este caso, y basándose en lo que indica la Ley Penal Tributaria, la evasión al fisco por parte de Urbaland habría ascendido a más de $ 2,5 millones.

LEÉR MÁS  PEDIDO DE INFORMES AL BANCO CENTRAL SOBRE FUGA DE DINERO

La investigación por subfacturación en la venta de terrenos está a cargo del juez federal de Campana Adrián González Charvay. Urbaland tiene como presidente al empresario Martín Asconape, quien se benefició con terrenos fiscales en la zona de Barrio Parque en 1994, cuando comenzó el desguace de terrenos del Estado bajo el menemismo. La participación societaria se distribuye en partes iguales con tres familiares: Jimena, María Sol y Matías, este último ex empleado del diario La Nación que el año pasado vendió un lote en Pilar por U$S 240 mil sin declarar, figura como monotributista y tiene participación en más de diez sociedades. Además de un patrimonio millonario, Martín Asconape registra múltiples participaciones societarias. En Niceto Vega 5350 del barrio porteño de Palermo, donde se ubica el domicilio legal de Urbaland, también funcionan las sociedades »Inmobiliaria Darwin S.A.», »Campus del Pilar», »Sun Market S.A.», »Tenis Club Argentino S.A.», y »Espacios MM S.A.», entre otras. La publicación de Revista Veintitrés señala que Carrió compró a Urbaland Argentina una parcela de 4240 metros cuadrados en el Club de Campo Chacras de la Cruz por U$S 49 mil, lo que motivó una denuncia judicial por enriquecimiento ilícito que recayó en el Juzgado Federal 12, a cargo de Sergio Torres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here