Sí, Pepe, es terca

Por Alfredo Luis Fernández para InfoNews

Es cierto, es peor que él. Sólo un poco, porque él era muy bravo. Es cierto, es más terca que él. Sólo un poco, porque él no economizaba empecinamientos. Es cierto, también que está un poquito más vieja.

»La verdad, yo la aplaudo a Cristina, porque hace lo que les conviene a ustedes», me decía el dueño de un bar en Punta del Diablo este verano comentando no sólo que habían ido menos argentinos a Uruguay, sino que además más uruguayos que de costumbre se habían ido de vacaciones a nuestras playas, mientras las medidas de promoción que había adelantado el gobierno uruguayo no pasaban del anuncio. Aquí, aunque se demonizara a Moreno, la temporada estalló de gente.

No quiero darle demasiadas vueltas al asunto. Es verdad que cuando se trata de defender lo nuestro no da el brazo a torcer. Y no alcanza con recostarse en Brasil para buscar alguna ventaja o discutir a los gritos y golpear los lentes contra la mesa rompiéndoles la patilla. No se la convence con eso. Cuando se trata de defender lo que hemos conquistado en estos diez años, es terca.

LEÉR MÁS  La ministra de Salud, Carla Vizzotti, se contagió de coronavirus

Pero cuidado. No es que no quiera la integración o no comprenda la importancia de nuestra hermandad con Uruguay. Estos diez años también son prueba cabal de que lo comprende y mucho. No hace tanto que el propio Pepe Mujica lo dijo: »Nuestra relación con Argentina es la mejor de los últimos 50 años.» Divisas más, turistas menos, que es algo que cada temporada puede cambiar,

Sudamérica ya no es la misma. El tuerto, la vieja, Pepe, Lula, Chavez, Evo y Correa son razones muy importantes de este cambio.
Por eso, al menos yo, no me pienso enojar y de corazón se lo agradezco. Doy las gracias porque me enorgullece que Cristina sea tan terca en esas cuestiones que preocupan a Mujica, pero que no nos apartan del camino de la integración.

LEÉR MÁS  Cafiero: "La oposición no trajo una idea ni aportó nada para la gestión de la pandemia"

Y no me enojo porque ante todo y aún cuando en Uruguay a muchos les siga costando entender al peronismo, Pepe Mujica es un gran compañero.

A modo de posdata: está muy linda la vieja. Es nuestra jefa. Y Mujica seguro recuerda cuando Néstor evitó la guerra entre Colombia y Venezuela. Esos ojos torcidos sabían mirar lejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here