Se desgrana la coalición que puso a Cornejo en la Gobernación

En cuatro años tres espacios ya no son parte de Cambia Mendoza.

Cuatro años dejan huella. Cambia Mendoza. La coalición opositora nacida en febrero de 2015 y que llevó a Alfredo Cornejo a la gobernación hoy mantiene a buena parte de sus socios, aunque dos de ellos hoy no forman parte de esa alianza: el Partido Demócrata y el Frente Renovador.

Técnicamente los dos socios tienen tiempo de inscribirse, por ahora parece difícil que vuelvan a ser parte del frente y apoyen la candidatura de Rodolfo Suárez. Un dato interesante es que ambas fuerzas fundadoras de Cambia Mendoza se fracturaron y una parte quedó en Cambia Mendoza y la otra parte busca aún destino.

Dirigentes del PD cercanos al Gobierno, como Richard Batallón y Josefina Canale, se fueron de la centenaria fuerza, conformaron el Partido Demócrata Progresista y se inscribieron como parte del frente oficialista.

Del otro lado, el PD aún define su destino electoral. El Frente Renovador está conformado por el sello de Jorge Difonso, Unidad Popular, y por el de Guillermo Pereyra, Partido Renovador de Mendoza. Esos dos espacios se fracturaron: el intendente de San Carlos entró con en Cambia Mendoza y el de Pereyra por ahora juega solo.

El resto de las fuerzas que fueron parte del nacimiento de Cambia Mendoza, siguen estando anotadas en el frente: UCR, Pro, Coalición CívicaAri, Libres del Sur, Partido Socialista y Movimiento Popular Malargüino (Mopoma).

Se dice por ahora porque el plazo límite para inscribir las coaliciones vence el 10 de abril próximo. Ese día todavía podrían ingresar al Frente Cambia Mendoza.

Relaciones tensas
Desde el retorno de la democracia, Mendoza mantuvo compartimentos estancos del voto, peronismo y radicalismo alternan en el poder y el PD era la tercer fuerza que rondaba el 15% de los votos y mantenía presencia en los concejos deliberantes y la Legislatura.

Esa división del voto y la representación vivió un momento de gloria para el PD cuando Carlos Balter casi se alza con la gobernación en 1999. Los votos y las bancas legislativas se dividieron casi en tercios, hecho político que no volvió a suceder.

En el imaginario demócrata la fe de volver a ser la tercera fuerza se mantiene. Incluso esa obstinación en ser terceros ha alimentado todo tipo de versiones acerca de la funcionalidad de ese partido con el gobierno de turno, particularmente con el PJ.

Las relaciones nunca fueron fáciles entre la UCR y el PD. Hubo algún intento de armar un frente en 2011, cuando el candidato a gobernador fue Roberto Iglesias, pero todo esfuerzo quedó en la nada. El candidato del PD fue Luis Rosales y fue aliado al Pro y al partido de Rodríguez Saá. Es Posible. El sello fue Compromiso Federal.

LEÉR MÁS  Macri al kirchnerismo: "el país que nos dejaron no tenía futuro"

En 2015 ni Cornejo, ni Mauricio Macri quisieron repetir el error de dividir el voto opositor. Tanto Cornejo como Macri necesitaban que todo el antikirchnerismo estuviera junto en una de las provincias con más votos. Omar de Marchi era diputado nacional y ya había dado el salto al Pro; el presidente del PD era Richard Battagión, un aliado de De Marchi.

Fue Battagión, junto a un puñado de cercanos al macrista De Marchi, los que arrimaron al PD a Cambia Mendoza. Pero el mandato partidario de Battagión terminó a fines de 2015. Entonces Carlos Balter se hizo cargo de la presidencia y las tensiones empezaron a sentirse.

En marzo de 2016, cuando la Legislatura debatía la ley del Item Aula, el diputado demócrata Marcos Niven se abstuvo de votar y obligó al presidente de la Cámara Néstor Parés a desempatar la votación. Ese fue el primero de otros desaires a iniciativas de Cornejo.

El reclamo siempre fue que Cornejo no le daba participación al PD en las decisiones. Con los otros demócratas, Cornejo pagó la ayuda: Battagión fue nombrado presidente de Aysam, Josefina Canale presidenta del Instituto de Juegos y Casinos, Oscar Sagas secretario de Salud y Mario Drake en la vicepresidencia del Ente Provincial de Aguas y Saneamiento (EPAS).

Hay quienes señalan que en 2017 Balter pidió una candidatura a diputado nacional para un dirigente del PD. Si el pedido existió, obviamente no fue tenido en cuenta por Cornejo. Hoy, los gansos decidieron ir solos en las elecciones municipales de San Rafael y San Martín, aunque mantuvieron diálogo con el radicalismo de Lavalle y Tunuyán.

¿El 10 de abril volverán a firmar con Cambia Mendoza? Parece que todo dependerá de la actitud de los candidatos a gobernador del frente Rodolfo Suárez y Omar de Marchi. El intendente de Luján sueña con que los gansos se encolumnen detrás de su candidatura y Suárez aparece como un dirigente más permeable y dialoguista que Cornejo.

Sin embargo, hay quienes sostienen que el PD podría buscar un acuerdo con José Luis Ramón de Protectora. Dato al pie: Niven estuvo en el acto que organizó De Marchi el jueves pasado en el Hotel Sheraton.

Ayer macrista, hoy peronista
Hubo otra fuerza anotada en Cambia Mendoza en 2015; un partido departamental, Unidos por Tunuyán. El espacio fue a la primaria de ese departamento con una lista de concejales propia, encabezada por Cristian Gottardini.

Hoy Unidos por Tunuyán es parte del Frente Elegí, que conformó el Partido Justicialista, y apoya al intendente Martín Aveiro. Gottardini repite como candidato a concejal, pero en tercer término. Curioso el destino político de Gottardini, quien hace cuatro años fue presidente de la Juventud Pro en Tunuyán.

LEÉR MÁS  La estrategia para que los peronistas indecisos apoyen la fórmula F-F

Apostillas
Cambia Mendoza 2015: UCR, Pro, PD, Coalición Cívica-Ari, Libres del Sur, Partido Socialista, Frente Renovador, Movimiento Popular Malargüino y Unidos por Tunuyán.

Cambia Mendoza 2019: UCR, Pro, Coalición Cívica-Ari, Libres del Sur, Partido Socialista, Unidad Popular (Difonso) y Movimiento Popular Malargüino (Mopoma).

No se inscribieron: Partido Renovador (Guillermo Pereyra) y el PD. Unidos por Tunuyán firmaron con el peronista Frente Elegí.

El indescifrable mensaje de la fractura massista
El Frente Renovador es la fuerza que lidera Sergio Massa a nivel nacional. En Mendoza nació principalmente por la suma de dos espacios, Unidad Popular, liderado por el intendente de San Carlos Jorge Difonso, y el Partido Renovador del ex secretario general del Centro Empleados de Comercio Guillermo Pereyra.

En 2015 costó que el Frente Renovador fuera aceptado por el Pro en Cambia Mendoza; el que empujó fue Alfredo Cornejo para que en la coalición confluyeran todas las fuerzas opositoras al kirchnerismo. El 18 de febrero de 2015, el massismo mendocino fue incluido en Cambia Mendoza.

Guillermo Pereyra fue electo diputado provincial y mantuvo una posición cercana al Gobierno, pero con diferenciaciones. Por ejemplo, como el demócrata Niven, se abstuvo en la votación del item aula. En los últimos días los dos partidos que conforman el Frente Renovador hicieron la separación de bienes. Unidad Popular quedó en Cambia
Mendoza y el Partido Renovador todavía no tiene destino.

El espacio del sindicalista Pereyra se anotó en la competencia por la intendencia de San Rafael. El candidato que proponen para desbancar al peronista Emir Félix es el también peronista Alejandro Cazabán. En el entorno de Félix están convencidos que esa candidatura es una ayuda de Pereyra y Cazabán a los candidatos radicales en San Rafael.

¿Pereyra volverá a Cambia Mendoza el 10 de abril? Dato: el viejo dirigente sindical viene diciendo que el límite es Macri y las elecciones en Mendoza son desdobladas, es decir votar a Cambia Mendoza no es votar a Cambiemos.

Otro dato: a nivel nacional, Sergio Massa participa de Alternativa Federal, el peronismo que, por ahora, no quiere jugar con el kirchnerismo.

Otra vez, en Mendoza las elecciones son desdobladas, apoyar al peronismo mendocino no es apoyar al Cristina Fernández. Hasta el 10 de abril, todo es posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here