Santiago Cafiero: «Necesitamos un Estado activo»

Santiago Cafiero junto a Elizabeth Gómez Alcorta en la futura sede del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero explicó que no son «superpoderes» los que les fueron asignados a través de un DNU sino simplemente que se trata de la posibilidad de reasignar partidas presupuestarias en el marco de la pandemia por la que el Gobierno está destinando todos los esfuerzos a la inversión pública y la protección de la población. Por el contrario, mencionó, cuando Mauricio Macri modificó partidas presupuestarias en 2018 y 2019 fue para pagar la deuda. «Ahí está el cambio de prioridades», marcó. Ante las críticas que expresaron ayer en el Congreso los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio, el ministro del Interior, Wado de Pedro, sostuvo que «sorprende que un sector de la oposición haga este planteo para que no podamos ayudar a los que más necesitan».

Algo poco habitual en él, Cafiero utilizó temprano las redes sociales para responder a los cuestionamientos de integrantes del interbloque de Juntos por el Cambio que habían expresado su alarma por los supuestos «superpoderes» otorgados a través del DNU 457/20 que se publicó este lunes y en el cual, además de ampliar el gasto público, se suspendió por este año el tope del 5 por ciento para las reestructuraciones presupuestarias que puede hacer el jefe de Gabinete. «No se trata de ‘superpoderes’. En momentos extraordinarios, necesitamos un Estado activo y flexible para poder proteger a todas y todos los que habitan este territorio», respondió Cafiero en un hilo de tuits en los que explicaba que el decreto sólo lo facultaba a reasignar partidas en lo referido a la emergencia sanitaria.

Puso un ejemplo nada inocente: comentó que gracias a esas facultades había reasignado los gastos reservados de los servicios de inteligencia a políticas nutricionales, educativas y de salud. Pese a lo mucho que se habló, esos fondos secetos detinados a la AFI se mantuvieron durante el macrismo. El jefe de Gabinete detalló que el paquete de protección social y económica por la pandemia ascendía a 380 mil millones de pesos, el equivalente al 1,5 por ciento del PBI, por lo que era lógico que debieran ampliarse partidas de un presupuesto en el que una crisis sanitaria de semejante magnitud no figuraba ni en los planes más remotos.

LEÉR MÁS  PEDIDO DE INFORMES AL BANCO CENTRAL SOBRE FUGA DE DINERO

Pero, unas horas después, la oposición aprovechó la atención ubicada en el Congreso debido a la primera sesión virtual de la historia y utilizó el Salón de Pasos Perdidos  para volver a la carga con la cuestión de los «superpoderes». «Quisiéramos que el Gobierno recapacite, que dé marcha atrás. El jefe de Gabinete ha dicho que necesita un Estado inteligente, nos parece absurda la explicación. Un Estado inteligente no presupone anular las instituciones, menos el Congreso y el servicio de Justicia. Podría tranquilamente venir al Congreso a pedir las ampliaciones que necesita. Seguimos sin presupuesto, estamos a ciegas. De ninguna manera la emergencia sanitaria justifica la emergencia institucional, menos aún la concentración de poder. Los antecedentes son negativos, frustrantes. Reclamamos al Gobierno que retire el DNU en forma urgente”, sostuvo el jefe del interbloque macrista, Mario Negri. «Son avances contra el sistema democrático. Desde la oposición venimos siendo responsables, venimos colaborando. No entendemos por qué algo de estas características», resaltó también Cristian Ritondo, jefe de los diputados del PRO.

LEÉR MÁS  PEDIDO DE INFORMES AL BANCO CENTRAL SOBRE FUGA DE DINERO

Cafiero volvió sobre el tema durante una recorrida al edificio donde funcionará la cartera de Mujeres, Género y Diversidad junto a la ministra Elizabeth Gómez Alcorta. Explicó que en medio de una negociación por la deuda y atravesando una pandemia cuyos alcances todavía se desconocen, no era el momento más indicado para presentar un proyecto de presupuesto en el Parlamento. Por lo tanto, no tenían otra que trabajar con el del año pasado, obviamente modificando las partidas necesarias para responder a la urgencia y atender las necesidades sociales producto de la cuarentena. Allí fue que recordó que en 2018 Macri modificó partidas para quitarle recursos a la obra pública y pagar la deuda, dato que se había repetido durante 2019. «Ahí está el cambio de prioridades», subrayó.

El ministro del Interior también salió al cruce de las críticas de lo que consideró una medida «legal y transparente, que obedece a la necesidad de reasignar fondos para atender la emergencia generada por la pandemia». «Me sorprende que un sector de la oposición, que han sido los responsables de la mayor transferencia de recursos en nuestra historia de los sectores medios y los sectores bajos, a los sectores más concentrados, haga este planteo para que no podamos ayudar a los que más necesitan», señaló Wado de Pedro.

 


Fuente: Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here