Ronda de consultas para modificar ley provincial de niñez y adolescencia

La Ley 6354, de Protección Integral del Niño y el Adolescente, data de 1995 y fue en su momento pionera en el país en esta materia. Sin embargo, la posterior sanción de la ley nacional 26061, hizo necesaria una adaptación de la legislación local, según sostienen los integrantes de la comisión.

En ese sentido, Chahla hizo hincapié en la necesidad de unificar criterios y establecer coordinación entre los distintos ámbitos que entienden en esta temática, tales como el OAL – Órgano Administrativo Local -, el GAR – Grupo de Alto Riesgo -, y la justicia, de manera tal que nadie “se patee la pelota” porque en el medio, “ocurran casos como los de Luciana o Amitrano, y tantos otros”.

Además, dijo que se necesitan recursos humanos calificados para el tratamiento y abordaje de esta problemática.

El reconocido pediatra, entregó a la comisión un compilado de “varios documentos” relacionados con su actividad profesional en el área infanto – juvenil, como así también aportes para la modificación de la legislación vigente, para su “aggiornamiento a la Ley Nacional 26061”, señaló.

Por su parte, Carmona explicó que se está trabajando para que en la nueva ley quede conformado una especie de sistema integrado por la DINAF – Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia -, pero también por todos los Ministerios que tienen injerencia en el tema, esto es, desde Desarrollo Social, Dirección General de Escuelas e incluso, Deportes, y los poderes Legislativo y Judicial.
“Esto implica a todas las áreas de gobierno, con sus roles y responsabilidades, incluso los Municipios”, indicó la diputada.

También se prevé crear el Defensor de Niños y Adolescentes “como una figura importante dentro de la ley tal como sucedió con el Defensor de las personas con discapacidad”, y un “Sistema de Legajo Único, que aborda a la familia en todas sus instancias, para no revictimizar a los chicos y para aprovechar mejor los recursos del Estado”.

Contempla asimismo “alarmas de vulneración de derechos” que se activarían por ejemplo, tanto cuando el menor no concurre a la escuela por un tiempo determinado como ante un retraso en una causa judicial. Por otra parte, Carmona adelantó que se evalúa la incorporación de la figura del Abogado del Niño.

“El objetivo es definir claramente las responsabilidades que le compete a cada uno de los efectores públicos”, dijo, “para tratar incluso de descomprimir al OAL de muchas situaciones que no le competen”.

La diputada Beatriz Varela (UCR), expresó en tanto que la idea es “definir qué roles tiene cada uno y cuáles son sus incumbencias para que no hayan grises, porque en la medida que existan esos grises, terminamos en situaciones de vulneración de derechos”.

“Los derechos de los niños no tienen partido”, añadió la legisladora.

También la diputada Liliana Pérez (UCR), sostuvo que “las modificaciones en las que se trabaja son perfectibles, por lo tanto necesitamos de todos los aportes para que la ley salga en forma urgente, pero que salga bien”.

El doctor Chahla, ponderó al respecto que queden especificados los roles de cada organismo interviniente, “porque en esta confusión de roles el rehén es el niño”, subrayó, a lo que agregó que “por primera vez, en 20 años, he tenido la inmensa alegría de ver todo lo que se está haciendo por esta problemática”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here