»Peronismo y socialismo se van a polarizar»

El ex gobernador de Santa Fe y primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en aquella provincia, Jorge Obeid, fue muy claro a la hora de definir la importancia de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias: son el primer paso para »recuperar la provincia en 2015», que está en manos del socialismo desde 2007. Para eso, el ex mandatario se dedicó los últimos meses a »reorganizar el partido», según explicó a Tiempo Argentino.

»El principal problema que tuvo el peronismo en Santa Fe fue la desunión, las luchas internas y las intolerancias entre dirigentes»

Obeid gobernó Santa Fe en dos ocasiones (1995-1999 y 2003 -2007), alternándose en el poder con Carlos Reutemann. Tras la culminación de sus mandatos asumió una banca en la Cámara Baja (dejó su última diputación en 2011), cargo que buscará repetir en los próximos comicios.

De cara al sufragio de agosto, el candidato del FPV dialogó con este diario para analizar la unidad partidaria, la fuga de votos que sufrió el PJ en las últimas elecciones a gobernador, la relación del peronismo con el sector agropecuario y el drama del narcotráfico que afecta a la provincia. También vislumbró una polarización con el socialismo.

–Durante la presentación de los candidatos del FPV en la provincia usted dijo que »los votantes peronistas que se inclinaron por (el candidato macrista, Miguel) Del Sel, en la última elección a gobernador volvieron al peronismo». ¿Por qué?
–El principal problema que tuvo el peronismo en Santa Fe fue la desunión, las luchas internas y las intolerancias entre dirigentes. Todo eso fue significando rupturas, fugas de votos que en un primer momento parecían pequeñas y luego nos llevaron a perder dos elecciones a gobernador dejándonos, en el último sufragio, relegados en un tercer lugar. A partir de ahí, nos propusimos trabajar para la unión del peronismo. Hace unos seis meses lo conversé con la presidenta, quien me recomendó que recorriera toda la provincia, tratando de poner paños fríos, para intentar recuperar a quienes jugaron por afuera del peronismo en los últimos comicios. Producto de ese trabajo logramos, en una primera etapa, reorganizar el partido en la provincia. Esto fue hace unos cinco meses. Y ahora conformamos una lista única de candidatos a diputados, muy representativos. Es una lista muy abarcativa que incluye a sectores de la juventud, del movimiento obrero y a intendentes. Hay representación de las diferentes generaciones y de los diversos sectores del peronismo. Por esto, estoy convencido que estamos recuperando los votos que se fugaron hacia otras expresiones políticas. Esto se va a manifestar en las PASO. Y después va quedar polarizado el escenario entre el socialismo y peronismo. Como vamos a seguir haciendo un fuerte trabajo con otros sectores de la sociedad pienso que en octubre vamos a triunfar.

LEÉR MÁS  BUENAS SEÑALES DEL "MERCADO" COMO DICEN LOS ANALISTAS

–¿Cómo es la relación con el ex gobernador Carlos Reutemann, quien fue un referente provincial del partido?

–Reutemann no participó en estas internas partidarias. La única declaración que hizo, cuando se dijo que tenía un acuerdo con el PRO, fue manifestar de forma contundente que no tenía ningún acuerdo con el macrismo porque es un hombre del PJ. Lo cierto es que en los últimos tiempos no participó en la actividad política provincial.

–¿Qué rol cree que tendrá el sector agropecuario santafesino en las elecciones?

–Vivimos un escenario totalmente diferente al que se vivió a partir de la Resolución 125 porque se recompusieron relaciones, fundamentalmente a través de la creación del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca nacional. Hubo una recomposición importante con el agro, con los pequeños y medianos productores. Cuando fui gobernador, tuve muy buena relación con ese sector. Realizamos muchos planes que los beneficiaron: empleamos créditos con tasa subsidiadas para que pudieran aumentar el stock ganadero y comprar maquinaria agrícola. También realizamos obras públicas de infraestructura como la pavimentación de las rutas de tierra para que se pueda llegar a los puertos sin problema, entre otras cuestiones. Si bien en algún momento esos productores pudieron tener un conflicto con el gobierno pasado el tiempo se han ido acercando.

–¿Parte de ese sector fue el que fugó su voto del peronismo?

–Sí, sin lugar a dudas parte de ese voto fue a Del Sel en 2011. La mayoría de ellos no es peronista pero en reiteradas ocasiones optaron por el PJ. Estamos convencidos de que ese sector va a volver a apoyar al peronismo.

–¿Cómo ve al socialismo en esta elección?

–Creo que el socialismo tuvo un desgaste muy grande porque no dio respuesta a los problemas de la gente. Tuvo importantes problemas de gestión. Subió impuestos y las tarifas de los servicios provinciales como el agua y la energía. Y en estos momentos prácticamente a lo único que se dedica es a pagar sueldos a fin de mes. Está suspendida la obra pública. A eso se suman los graves problemas de inseguridad que salpican a funcionarios de alto rango que fueron nombrados por este mismo gobierno socialista.

LEÉR MÁS  DEFINICIONES DE ALBERTO FERNÁNDEZ EN SU PRIMER DISCURSO COMO PRESIDENTE ANTE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

–¿Y qué análisis hace del drama del narcotráfico que afecta a la provincia?

–Está muy ligado a la falta de capacidad de gestión del socialismo.

–¿Por qué?

–Le dieron autonomía a la policía cuando debe estar controlada por el poder político. Eso hizo que se produjeran nexos entre autoridades policiales y narcotraficantes.

–¿Cómo cree que puede solucionarse este grave problema?

–La primera solución es ejercer un fuerte control político de la policía. La segunda cuestión es social. Deben producirse mejoras sociales que impidan que los sectores vulnerables, como la juventud, se inclinen a la droga. Para esto la mejor solución es generar fuentes de trabajo. Acá diferimos con el socialismo. Ellos no tienen vocación productiva. Cuando gobernó el peronismo, Santa Fe fue la segunda provincia argentina que mayor crecimiento económico tuvo, detrás de Buenos Aires. Ahora, pasó a estar séptima u octava, detrás de Córdoba, Santiago del Estero, Entre Ríos y San Luis, en índices de crecimiento económico e inversión. Cuando fuimos gobierno ingresaron a la provincia 3000 millones de dólares de inversiones producto de políticas de promoción de la actividad industrial que generaron miles de puestos de trabajo gracias a un fuerte apoyo del gobierno nacional. Esos proyectos se dejaron de lado. No hay generación de empleo. Los sectores más vulnerables, como los sectores juveniles, no tienen perspectivas futuras por no estar insertados en el esquema laboral. Y esto se vincula, indefectiblemente, con la inseguridad.

–¿Cuáles son sus expectativas en las PASO?

–Las PASO van a ser una primera etapa donde va a quedar en claro la polarización entre el peronismo y el socialismo. En octubre estamos convencidos que vamos a lograr una victoria que nos permitirá sumar una cantidad importante de diputados peronistas al bloque en el Congreso y así fortalecer el proyecto de Cristina Kirchner. Además, todo esto es para nosotros el precalentamiento del gran partido final, el del 2015, cuando el peronismo se lance a recuperar la provincia. «

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here