Para Mujica, la presidencia de la Argentina en el Mercosur culmina con »puntos de avance»

 

El mandatario uruguayo dijo que »hay posibilidades de lograr algunos avances importantes, como tal vez arreglar el saldo pendiente de la doble tributación que significa una traba formidable, y otro conjunto de acuerdos que ayudan al progreso institucional del Mercosur, con todas las debilidades y dificultades que tenemos. No somos dioses, pero vamos andando».

Sobre la presidencia pro témpore de la Argentina, subrayó: »Culmina bien. Estuve leyendo el borrador del texto de lo que puede ser la declaración final, y creo que hay una cantidad de puntos de avances».

»Hay un acuerdo con Egipto, que es importante por lo que significa ese país, y porque apuntamos a ese mundo árabe que cada vez tiene más importancia económica, y desgraciadamente hace tiempo que percibimos acuerdos con la Comunidad Económica Europea, pero lamentablemente Francia está dura, y seguramente está defendiendo su agricultura, y seguimos teniendo obstáculos ahí», agregó.

»Por eso, poder avanzar en otras regiones del mundo, me parece que es importante», puntualizó.

Sobre el tema del acuerdo con las pasteras, Mujica respondió: »Seguramente que estamos mucho mejor. Lo que suscribimos hace unos días es un acuerdo que deberíamos llamarlo de ‘política verdad’.

Sectorialmente, ir averiguando cómo anda, y los problemas que tiene el río (Uruguay), y nos vamos a encontrar con muchas sorpresas desagradables».

»Pero no lo vamos a disimular», sostuvo-, ni les vamos a cerrar ninguna fuente de trabajo. Vamos a saber realmente los problemas que tenemos, haremos planes, y vamos a plantearle a la gente cómo arreglamos esto. Porque la gente tiene que vivir también».

Sobre cómo ha repercutido que el puente entre Gualeguaychú y Fray Bentos haya estado cerrado durante tanto tiempo, aseveró: »Nos hizo mal. Nos hizo mal directamente, pero además llenó de chauvinismo, de perjuicios, y hay algo que no debe existir entre nosotros, porque caemos en pequeñeces y con eso no arreglamos los problemas, muy por el contrario: los agravamos».

LEÉR MÁS  La ONU exige al estado argentino derogar y suspender decreto que modifica la ley de migraciones

»Hay un saldo positivo que queda y que hay que saberlo ver: en el río Uruguay se inaugura una política de saber científicamente cuáles son las enfermedades del río por acción no prevista de los hombres. Tal vez lo que iniciemos hoy con el río, mañana será lo que va a pasar con el Paraná, con el Pilcomayo y con todos los ríos», opinó.

Y enfatizó: »Empezamos a entrar en una etapa más adulta, donde tenemos que hacernos responsables de los desaguisados que hemos hecho con la naturaleza, y tratar que el hombre viva, progrese, pero también enmendar los desastres que hemos hecho”.

»Porque los ríos van a vivir más que todos nosotros, y es un patrimonio que les tenemos que dejar a las generaciones futuras.

Tal vez, hemos tenido una actitud muy primitiva hasta ahora. Yo creo que el saldo más positivo que deja los excesos de Gualeguaychú, nos mete de cabeza en un problema que lo tenemos por todos lados, y que no tenemos que hacernos los distraídos, ni mirar para otra parte”, aseveró.

»El hombre es un bicho depredador, pero es también el bicho que tiene inteligencia, y que puede contribuir cuando se lo propone, a corregir. Hace 50 años en el Támesis no había ningún pescado. Ahora sí los hay. Ésa es la política que tenemos por delante. Tenemos un Riachuelo podrido… lo tenemos que arreglar», sostuvo.

Sobre esta región, muy productiva en agroalimentos, explicó: »Nosotros estamos en el medio de la última reserva agrícola y de comida que le queda a la humanidad, por lo menos de la tradicional. Yo sé que van a venir otras formas de agricultura, ya que dentro de algún tiempo habrá una agricultura de laboratorio, las bacterias. Yo sé que va a venir la agricultura del mar. Yo no la voy a ver, pero el hombre la va a practicar en masa».

LEÉR MÁS  Alberto Fernández no le pidió nada al expresidente del Banco Nación Carlos Melconian

»En esta tierra, nosotros tenemos que tener conciencia de nuestra debilidad y de nuestra fortaleza, y cuidar el capital que tenemos, que es el capital de la naturaleza, que es lo que les tenemos que dejar para las generaciones que van a venir. Por explotarlos hoy no podemos malgastarlos para las generaciones que van a venir», agregó.

Y en ese sentido, Mujica fue más allá: »Eso todavía está verde en nuestra cabeza de pueblo nuevo. Tenemos mucho que trabajar. No cuidamos bien a la tierra, no cuidamos el agua. Nos falta madurez.

No estoy inculpando a nadie, estoy planteando los problemas que tenemos. Debemos desarrollar una cultura mayor».

Y en materia de educación, analizó: »La única mina inagotable es el cerebro humano. Allí adentro están todas las claves, y los innumerables caminos. Desarrollo de la investigación, de la metodología científica».

»El mayor aporte que les podemos dejar a las futuras generaciones es la educación. A los hijos si se les deja mucha plata, ésta se evapora. Pero si uno le deja el cerebro cultivado, eso no se lo pueden afanar», finalizó el presidente uruguayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here