Nueve de los dieciocho intendentes mendocinos van en busca de su reelección

Cinco están en su primer período y cuatro pelean en la Justicia para voltear el límite de dos mandatos que impulsó Cornejo.

Limitación y pedidos de inconstitucionalidad son algunos de los condimentos que en los últimos meses ha dibujado el mapa de las posibles reelecciones de intendentes.

Más allá de un par de bajas voluntarias, la promulgación de la enmienda constitucional al artículo 198 que limita la reelección de los intendentes marcó un hito que obligó a desistir a dos jefes comunales oficialistas: Jorge Difonso de San Carlos y Mario Abed de Junín. El sancarlino transita su tercer mandato y el juninense, el cuarto. Ambos tienen una buena imagen en sus departamentos y en las próximas semanas tendrán que buscar un sucesor que pueda quedar al frente de los municipios.

Cuatro años más
Algunos intendentes ya han manifestado sus intenciones de una gestión más al frente de sus municipios. El que levantó primero la mano fue Daniel Orozco. El médico quiere quedarse otro periodo en Las Heras para terminar los proyectos que empezó en 2016.

Tadeo García Zalazar hará lo mismo en Godoy Cruz. A pesar de que en un primer momento su nombre sonó entre los precandidatos a gobernador, después de unas semanas quedó fuera de la carrera y en los últimos días dijo que irá por la reelección.

En Rivadavia, Miguel Ronco también ha expresado sus deseos de presentarse para un segundo mandato. Es más, en los primeros días de enero fue protagonista de un conflicto tras desvincular al coordinador de Desarrollo Económico, Andrés Albarracín.

LEÉR MÁS  Organismos de Mendoza rechazan ser patrocinados por el defensor de un agresor sexual

El dirigente del Pro denunció que se trató de una persecución política porque él también quiere ser intendente. Otro radical que buscará completar los ocho años es Gustavo Soto que por ahora ha expresado la posibilidad como un “anhelo”. En el mismo sentido, Walther Marcolini ha dicho en varias oportunidades que “no descarta” volver a ser intendente de General Alvear por un periodo más.

Con cautela y a la espera de las definiciones de las candidaturas provinciales se han manifestado Marcelino Iglesias y Norma Trigo. Aunque los jefes comunales de Guaymallén y Santa Rosa, respectivamente, están en condiciones de buscar cuatro años más todavía prefieren no hablar en público del tema.

Caso especial
De todos los intendentes, el único que está en funciones y va tras su primer mandato es Diego Guzmán. El presidente del Concejo Deliberante de La Paz quedó al frente de la comuna el año pasado cuando Gustavo Pinto renunció para ocupar una banca en el Senado provincial. “Voy a presentarme a un nuevo período en 2019, y en caso de ganar, será mi primer mandato. Lo he charlado con el partido, hay muchos proyectos”, dijo a Los Andes.

Cuatro pelean en la Justicia
La limitación de las reelecciones dispuesta por Alfredo Cornejo desató la ira de cuatro de los cinco jefes comunales PJ, quienes desdoblaron las elecciones y presentaron un pedido de inconstitucionalidad de la enmienda al artículo 198.

Por el momento, Martín Aveiro de Tunuyán, Emir Felix de San Rafael, Jorge Giménez de San Martín y Roberto Righi de Lavalle no pueden ser reelegidos pero si la Corte resuelve el tema a favor de los dirigentes del PJ antes del 9 de marzo, podrán presentarse.

LEÉR MÁS  Massa negocia su candidatura a diputado nacional y la de intendente pasa su esposa

El plan B de Suárez
Rodolfo Suárez y Omar De Marchi son los intendentes que se han enrolado en la carrera a la gobernación. La interna de Cambia Mendoza se resolverá en febrero y la idea es consensuar una fórmula como pasó 2015. Si el de Ciudad pierde la pulseada con el ministro de Economía Martín Kerchner, buscará la reelección en la Capital.

El lujanino insiste en ocupar el cuarto piso de la Casa de Gobierno y está trabajando para lograr su objetivo. Desde que se lanzó no ha mencionado la posibilidad de una reelección en el Ejecutivo municipal.

En Malargüe y Maipú los actuales ya eligieron sucesor
Hasta el momento, solamente dos jefes comunales desistieron abiertamente de buscar otro periodo frente a sus departamentos: Alejandro Bermejo de Maipú y Jorge Vergara Martínez de Malargüe.

Los dos sienten que ya cumplieron un ciclo y que hay que dejar espacio para las nuevas generaciones. Bermejo empezó a allanarle el camino a su delfín Matías Stevanato desde el año pasado. Lo nombró jefe de gabinete, lo acompañó a recorrer el territorio y le dio 300 millones de pesos para inaugurar una batería de obras antes de los comicios.

En el sur, el que se subió a la carrera electoral es el presidente del Concejo Deliberante Fernando Glantigny que busca mantener unido el frente Cambia Mendoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here