No hay planificada ninguna contramarcha. Solo ratificación del rumbo

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, afirmó que »no hay ningún dirigente político que se anime a ponerse al frente de esas consignas contra la Presidenta (Cristina Fernández) y contra este modelo inclusivo que lleva adelante».

En tanto, el dirigente del Movimiento Evita y el legislador bonaerense Fernando »Chino» Navarro aseguró: »Pensar una contramarcha a partir de lo que ocurrió el jueves no corresponde, no hay ninguna necesidad (…). Tenemos que escuchar, analizar, ser humildes y no creernos los dueños de la verdad».

En la misma línea, el diputado nacional del Frente Transversal Edgardo Depetri dijo: »Nosotros no estamos armando ninguna contramarcha, nosotros estamos apuntando a la unidad, construyendo un desarrollo territorial todos juntos». No obstante, el dirigente de la CTA fue más duro con los organizadores: »La direccionalidad política de quienes convocan a esta marcha es autoritaria y destituyente, trata de desgastar al gobierno con cualquier pretexto».
En ese sentido, en el marco de la muestra »popular», que tiene lugar en Tecnópolis, el secretario de Gabinete, Facundo Nejamkis, manifestó que »lo que no dicen los medios concentrados, porque sería contrario a sus intereses decirlo, es que el cacerolero en la Argentina remite al 2001 y 2002, y es una idea que esconde la sensación de que debe de haber un desenlace. Si hay gente que se acerca a una plaza próxima a una Casa de Gobierno y lleva una cacerola que golpea, pasa algo. Y la realidad es que acá no va a pasar nada porque es un gobierno que asumió hace nueve meses con una mayoría legislativa robusta y consolidada, un partido político detrás y la mayoría de la sociedad que lo sigue respaldando. Lo que pasa es que no se moviliza a confrontar», insistió Nejamkis, en la charla »Grandes hitos en la historia de las elecciones».

LEÉR MÁS  "Una Argentina más igualitaria"

En contraposición, el ex candidato presidencial y líder del Frente Amplio Progresista (FAP) Hermes Binner advirtió al Gobierno que »si no atiende las demandas de la gente, las protestas van a volver con más fuerza que el jueves pasado». »La gente ha perdido el miedo, por eso sale a la calle», opinó el dirigente socialista, y agregó: »La oposición tiene la necesidad de proponer alternativas».

Asimismo, según la visión del diputado nacional del Frente Peronista Francisco de Narváez, la marcha »no era solamente en contra del Gobierno nacional», sino que »también era un reclamo a quienes creemos y queremos representar otra forma de vida y defender algunos puntos. Que defendamos nuestra Constitución Nacional, a la que todos juramos defender».

En principio la continuidad de las marchas contra el Gobierno nacional está pautada para el próximo jueves. En la Casa Rosada entienden que se trata de una avanzada de cara al 7 de diciembre en que Clarín deberá adecuarse plenamente a la ley de medios. Por eso, esperarán con cautela el avance de las expresiones opositoras, que responderán con más actos de gestión.

LEÉR MÁS  San Juan prepara la vuelta a clases

»Lo que tenemos que hacer es continuar con este rumbo»

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, ratificó la intención del Gobierno de continuar con la marcha del gobierno como única respuesta al sector de la sociedad que se manifestó el pasado jueves en distintos centros urbanos del país. »Nosotros lo que tenemos que hacer es seguir con este rumbo, uno escucha que mucho de lo que dicen en las protestas es por lo bueno que estamos haciendo, por la Asignación Universal por Hijo, la recuperación de YPF», sostuvo el funcionario, que analizó que »cuando uno redistribuye el poder es lógico que le va molestar a alguien».

»Néstor siempre decía no hay que enojarse, hay que trabajar con más amor, mas inclusión, más justicia. No nos sorprende lo que sucedió, la presidenta viene llevando adelante un proyecto inclusivo, que construyó políticas para la mayoría y hay un sector que se opuso desde un principio», explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here