Ni al INDEC, ni a Lanata: hacele caso a tus ojos

Es cierto que realizar un análisis objetivo de la realidad es muy difícil, casi imposible. Digo esto porque, como sujetos, somos la suma de una serie de preconceptos, prejuicios y una carga de valores que nos ha ido echando sobre nuestras espaldas la sociedad y el entorno en el que vivimos que no nos deja ver el bosque porque un gran árbol nos pega fuertemente a nuestras narices.

Pero volviendo a la idea original, quizás lo mejor sea dejar de escuchar las campanas, a diferencia de lo que nos recomiendan, y tratar de observar por nuestra cuenta, comenzar a fortalecer nuestro análisis crítico.

Para ello es bueno comenzar con una premisa o aseveración: »El ideal no existe», uno no puede hacer un análisis diciendo »este gobierno realiza esto mal, lo ideal es esto otro». No, el ideal no existe, los gobiernos, como las mismas personas que somos nosotros, son imperfectos, por lo tanto cuando uno realiza un análisis debe decir: »Esto no me gusta, debería hacerlo como lo hizo anteriormente tal», »Yo me identifico con otro, no con este», etc.

Una vez fijada la premisa central podemos comenzar a investigar, y lo hacemos en base a las críticas que fundamentaron el último cacerolazo:

1)-Uso de la Cadena Nacional por parte de la Presidenta: Es cierto que el uso muy seguido de la Cadena Nacional para informar acerca de gestiones de gobierno cansa, sobre todo si se usa en el momento que se emiten programas de consumo masivo como Graduados y Tinelli. Pero la cuestión  de fondo es analizar si lo que se comunica en la misma son hechos trascendentes de Gobierno o temas superficiales. Es cierto que la Presidenta tiene una manera particular de comunicar que, en varios casos irrita a muchos, pero también es bueno escuchar los anuncios para enterarse de que se trata, porque en los medios opositores de llegada masiva no se comunican objetivamente los mismos.  En este tema, también es bueno comparar la cadena nacional de ahora con la de gobiernos anteriores. En gestiones pasadas, la cadena nacional se usaba más o menos cada 6 meses y era para anunciar recortes a los sueldos de jubilados y trabajadores o devaluación de la moneda, que en definitiva es otra manera de ajuste. Un buen consejo sería tomarse el trabajo de escuchar los anuncios de cadena nacional para poder analizar »por nuestros propios ojos como son los anuncios» y no como lo retrasmiten los medios opositores.

LEÉR MÁS  NI UNA MENOS.... 5 años... todas las actividades

2)-  El Cepo del dólar: Así denominado por los medios opositores, es una medida dura que afecta directamente alrededor del 15% de la población, que incluye a la clase alta y a la clase media alta del país, sectores que históricamente han hecho grandes diferencias especulando con la moneda estadounidense en desmedro de la mayoría del pueblo argentino. En forma secundaria y con montos insignificantes existe otro 10% que ahorra pocas cantidades en esta moneda. La idea del gobierno es que no se generen distintas formas de especulación de moneda, como así también la fuga de dinero hacia paraísos fiscales. Por otra parte, las distintas medidas de control que solicitan  declaraciones juradas para la compra de dólar, apuntan a detectar las distintas organizaciones de lavado de dinero y trabajo en negro. Estas medidas han  sido un pedido histórico de grandes sectores de la población, durante las últimas décadas y el gobierno la está aplicando sin anestesia.  Si comparamos con gestiones anteriores , podremos recordar las corridas cambiarias que tuvo que sufrir en dos veces Alfonsín y que lo terminó expulsando del gobierno y una que debió afrontar Menem cuando el stablishment le  impuso el primer ministro de economía. Ni hablar de De la Rua.

Esta medida, como toda aquella que restringe la libre circulación de bienes, irrita y afecta a muchos otros que se ven obligados a realizar trámites burocráticos   en forma permanente, pero en este caso parece ser que el fin justifica los medios. Caso contrario, sería bueno proponer alguna medida alternativa, pero lo cierto es que la lucha contra la especulación, la fuga de dinero hacia paraísos fiscales y el lavado de dinero son objetivos que cuentan con el respaldo de la sociedad.

3)- Limitación a las importaciones: Si hacemos memoria, a todos los gobiernos anteriores se los criticó porque no apoyaban la Industria Nacional con medidas proteccionistas. Siempre se pedía aumentar los aranceles para el ingreso de productos, todavía resuena sobre nuestros oídos el tema de los duraznos de Grecia que perjudicaban altamente nuestra producción. Hoy, cuando el gobierno nacional sale a aplicar restricciones y limitaciones al ingreso de productos, el pedido es el contrario. ¿No suena raro? ¿ Ese será el pedido de la mayoría de la sociedad?. O de una porción interesada en sus propios negocios.

LEÉR MÁS  San Juan prepara la vuelta a clases

En la actualidad el gobierno está realizando una dura medida al respecto, que puede estar perjudicando en forma parcial a algunos sectores de la sociedad que siempre trabajaron con la importación, pero lo cierto es que el grado de industrialización que está tomando el país tiene pocos precedentes en la historia.

4)- Inseguridad: Este tema es uno de los más complejos con que debe lidiar el gobierno. Si hacemos historia podremos observar que las anteriores gestiones tampoco pudieron  dar en la tecla con este tema.

La diferencia  es que el tema se aborda desde otra perspectiva, a largo plazo: en lugar de trabajar sobre medidas de represión, lo que se está tratando es de aplicar políticas de inclusión: Los resultados son de mediano y largo plazo, por lo que quizás los mismos  lo podrán disfrutar gestiones futuras. Lo que  es cierto es que las recetas represivas que algunos opositores proponen ya fracasaron en el pasado.

5)- La re reelección: Este tema es un rumor, y como tal así debe ser abordado. En caso de que sea una realidad, lo cierto es que para reformar la Constitución hace falta la aceptación de 2 tercios de la población.

Conclusión 1: Si la Presidenta logra 2 tercios de aceptación, se merece la re reelección.

Conclusión 2: La oposición, antes de preocuparse en juntar firmas en contra de la re reelección de la Presidenta debería abocarse a mejorar o renovar sus líderes, porque si el oficialismo cada vez tiene más aceptación es porque gestiona bien, pero también porque no hay alternativas válidas para cambiar.

Por último podemos decir que el último cacerolazo tuvo algo de positivo, dentro del odio que se repartió. Los pedidos fueron para poder comprar dólares, que se puedan importar productos y la no reelección, mientras en el mundo se hacen manifestaciones masivas pidiendo por pan y trabajo. Esto certifica definitivamente que si bien hay mucho que mejorar, hemos salido del pozo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here