Murió el Juez Federal Claudio Bonadio

El juez federal Claudio Bonadio falleció este martes por la mañana a los 64 años, como consecuencia de un cáncer que afectó su salud en los últimos años.

El deceso se produjo a las 6.20 de este martes.

Claudio Bonadío (San Martín, 1 de febrero de 1956  Buenos Aires, 4 de febrero de 2020) fue un abogado y juez federal argentino, quien estuvo a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11 desde 1994 nombrado por el entonces presidente Carlos Menem. En ese rol ha intervenido en causas de fuerte repercusión, algunas de las cuales involucraron a altos funcionarios políticos de los gobiernos desde su designación, entre otras causas de alto impacto en la opinión pública.

Fue el segundo juez federal con más denuncias e imputaciones en su contra, acumulando más de 51 denuncias penales y varias imputaciones. A esto se le suman más de 75 denuncias en el Consejo de la Magistratura por asociación ilícita, mal desempeño, protección a redes de narcotráfico, enriquecimiento ilícito y crecimiento patrimonial injustificado, entre otros delitos.  

En 2001 cuando junto con un amigo descendía de su vehículo en Villa Martelli dos jóvenes que, se presume, pretendían robarle, los encañonaron y, al parecer por un movimiento instintivo del acompañante, uno de ellos le disparó con una pistola 9 mm hiriéndolo de gravedad. Bonadío soltó entonces las botellas que llevaba en la mano, desenfundó un arma, y disparó contra los dos delincuentes, que murieron poco después. Una de las hipótesis barajadas vinculaba el hecho a la amenaza que el juez había recibido horas antes del jefe de una banda de secuestradores que investigaba.

En 2005 el abogado Gonzalo Giadone denunció a Bonadio por su actuación en una causa que investigaba las responsabilidades en un caso donde se produjo un contagio masivo de HIV, Hepatitis B y Hepatitis C y cientos de pacientes hemofílicos murieron.

Es el juez a cargo de las causas más importantes de corrupción contra Cristina Fernández de Kirchner , su familia y funcionarios. Entre estas se encuentran la causa Hotesur(2014) sobre presunto lavado de dinero de sobornos y la causa de los cuadernos (2018) donde se investiga sobre presuntos sobornos en la obra pública.

En 2014, la entonces presidenta Fernández de Kirchner acusó a Bonadío de tener participación en una compañía que no presentó las declaraciones en el tiempo previsto.

LEÉR MÁS  BECAS SOLIDARIAS PARA ARTISTAS Y PROYECTOS COMUNITARIOS EN LA EMERGENCIA SANITARIA

En febrero de 2016 por una denuncia de diputados, se investigó si hubo «una sistemática conducta tendiente a beneficiar a quienes habían hecho una compra importante de dólares futuro en la prevención de que si se accedía al gobierno con una mega devaluación se hacía un pingüe negocio»

En 2017 el senador Marcelo Fuentes radicó una denuncia contra el hijo de Bonadío por cuantiosas inversiones para construir un estudio de grabación de última generación y otra por enriquecimiento ilícito. Fuentes solicitó que se investigue la situación patrimonial del magistrado porque «existe una ausencia de proporcionalidad» entre los ingresos y el patrimonio declarados por el hijo, ya que Mariano Bonadío posee un estudio de grabación musical en la ciudad de Buenos Aires valuado en más de un millón de pesos y está inscripto en la AFIP como monotributista en la categoría III, para personas que facturan hasta 15.000 al año.

En 2018 el periodista Horacio Verbitsky reveló el entramado societario del juez con un total de 25 firmas dedicadas al mercado del gas, el sector más beneficiado por Cambiemos. Bonadio posee un total de 25 compañías, de las cuales 21 comparten dirección en el mismo domicilio, mismo abogado y todas nacieron al año siguiente que Bonadio fuera designado juez, en 1994. El holding Bonadio se dedica al mercado del gas y comparten sede en un departamento de Puerto Madero donde también estuvo radicada una agencia de seguridad vinculada a los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, además Bonadio posee acciones en una empresa de telecomunicaciones del grupo Clarín, y dos empresas radicadas en Miami.

A fines de 2018 un abogado denuncia a Bonadio por supuesta protección al empresario Sebastián Eskenazi, indicando que el juez excluye al empresario de una causa judicial por coimas. Como evidencia de la relación entre ambos cita una foto publicada por el periodista Horacio Verbitsky en la que se ve a ambos cenando en un restaurante.

Durante el gobierno de Carlos Menem Bonadio fue asesor de Carlos Corach (quien posteriormente fuera Ministro del Interior) desde septiembre de 1990 hasta septiembre de 1992. Luego fue su subsecretario de Asuntos Legales desde septiembre de 1992 hasta junio de 1994, en la estructura de la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación Argentina.

LEÉR MÁS  MEDIDAS DE URGENCIA PARA EMPRESAS POR LA CRISIS SANITARIA

En 1993, fue nombrado juez federal a cargo del juzgado federal de Morón, por el presidente Carlos Menem, con acuerdo del Senado. En aquel momento no existía Consejo de la Magistratura y fue asignado al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional cuando el presidente aumentó el número de juzgados federales.

Desde 1994 estuvo a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11. Entre las causas que llevó adelante durante el gobierno de Menem se destacan la causa AMIA sobre el atentado en la mutual judía; el caso PAMI donde se acusaba de corrupción a su entonces interventor, Víctor Alderete y el caso de los préstamos irregulares obtenidos por la Curtiembre Yoma.

Durante la presidencia de Menem tuvo que afrontar denuncias judiciales por “cajonear” causas contra ex funcionarios y amigos del poder. Varias veces fue sancionado por la Cámara Federal por no permitir a los acusados y sus abogados el acceso a sus expedientes.

En 1996, el ministro Domingo Cavallo lo nombró como parte de un grupo de jueces que beneficiarían al presidente Menem, nombres los cuales le habría escrito el entonces ministro de Interior, Carlos Corach, en una servilleta.

Cavallo afirmó que vio y escuchó cómo Corach le pedía a Bonadio que archivara una causa suya por presunto enriquecimiento ilícito. En la mencionada servilleta se nombraban a una cantidad de jueces preparados para actuar según las órdenes y necesidades políticas de Menem, además de Bonadío también figuraban otros jueces como Jorge Ballestero y Rodolfo Canicoba Corral.

 

Fallecimiento

A pesar de que el juez no hacía muchas referencias sobre su estado de salud, fue operado operado de un quiste en mayo de 2019. Alejado temporalmente de los tribunales, con un pedido de licencia hasta marzo de 2020, se produjo su deceso a las 6.20hs del 4 de febrero de 2020. Aún no hay información oficial de la causa del deceso.

 


Fuentes:

El Litoral

WikiPedia

N.A.

P/12

Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here