MILITAR NEGACIONISTA es ministro de seguridad de Salta

El perfil del nuevo ministro de Seguridad de Salta, el militar retirado Juan Manuel Pulleiro: coronel retirado hace pocos meses, a favor de que continúen los abortos en la clandestinidad, admirador del carapintada Juan José Gómez Centurión y opositor a los juicios por crímenes de lesa humanidad.’`

Los organismos de Derechos Humanos lo tildan de negacionista y cuestionan que no sea un civil el encargado de conducir a los más de 11 mil policías salteños. El gobernador Gustavo Sáenz, en cambio, lo presentó como “un hombre de la democracia”.

Pulleiro habló su decepción con “el farsante” Mauricio Macri. Su candidato en las últimas presidenciales fue el militar carapintada retirado Gómez Centurión, quien a su vez celebró la designación del ministro. En sus declaraciones objetó la versión “tuerta” del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 y le “pidió perdón” a los detenidos por los crímenes de la dictadura.

A la designación como ministro, de por sí polémica, se le sumó un plus de controversia: el gobernador traspasó una parte de las políticas contra la violencia de género, en una provincia con una alta cantidad de femicidios, bajo control del Ministerio de Seguridad.

Militar hasta principios de año, Pulleiro reivindicó en público el Combate de Manchalá, un enfrentamiento que tuvo lugar en esa localidad tucumana, en 1975. Ahí el Ejército reprimió a un grupo guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), en el contexto del Operativo Independencia. “Soldados de la patria: miren bien esa bandera. Es la misma por la que un grupo de soldados defendió con honor la escuela en Manchalá, en defensa de nuestra Constitución”, afirmó el ahora ministro en 2017. Fue durante el acto del Día de la Bandera. Pulleiro era el comandante en jefe de la V Brigada de Montaña, división del Ejército con tropas en las provincias de La Rioja, Catamarca, Jujuy, Tucumán y Salta. Durante su enfático discurso, el coronel comparó el enfrentamiento con las batallas de Belgrano y Güemes, y la Guerra de Malvinas. “Yo no niego el terrorismo de Estado. Era muy chico. Cuando empecé mi carrera estábamos en democracia. Mi formación es democrática y comparto con Sáenz una filosofía de vida humanista para el bien común”, se atajó Pulleiro. Lo hizo minutos después de haber empezado su ciclo como ministro de Sáenz, el sucesor de Juan Manuel Urtubey.

LEÉR MÁS  Inversión en sales de litio para nuevas tecnologías

Exintendente de la capital salteña, el gobernador fue candidato a vicepresidente de Sergio Massa en 2015. En las legislativas de 2017 pegaría un giro y acompañaría al macrismo. Ahora no está alineado con el albertismo ni con Juntos por el Cambio. Sáenz ensayó una defensa curiosa de su ministro: “Es un hombre de la democracia, nació en la democracia al igual que yo. También tengo a mi colaborador más cercano que perdió a su padre en Palomitas. Soy un hombre que no busca grietas, que busca la unidad.

Tenemos al señor Pulleiro por un lado y a alguien que perdió a su padre en Palomitas”. El gobernador se refería a su mano derecha, Pablo Outes, cuyo padre fue asesinado en la llamada Masacre de Palomitas, el fusilamiento de once presos políticos, en una cárcel de Salta en julio de 1976. Así, buscó plantear una suerte de empate ideológico dentro de su gabinete.

LEÉR MÁS  La ANMAT prohibió una miel

En Salta, la designación del ex coronel ya le valió una protesta protagonizada por la Red por la Defensa de los Derechos Humanos. “Es un retroceso atroz. Mientras en Seguridad de Nación asume una antropóloga con otra perspectiva, acá designan a un coronel retirado que corría a Macri por derecha. Y que encima va a manejar el área de género”, se queja la abogada Tania Kiriaco, querellante en causas de lesa humanidad y ex Directora del Observatorio de Violencia contra las Mujeres.

Fuente Perfil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here