La dirigente de la Tupac Amaru dijo que el gobernador Gerardo Morales «busca encarcelar a dirigentes opositores y quiere seguir disciplinando al pueblo jujeño», mientras «continúa con sus grandes negocios».

La líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, quien el domingo cumplió seis detenida, dijo que en Jujuy «sigue vigente la Gestapo» y señaló que «mientras busca encarcelar a dirigentes opositores y quiere seguir disciplinando al pueblo jujeño», el gobernador Gerardo Morales «continúa con sus grandes negocios».

En declaraciones formuladas a AM 750, la dirigente social aseguró que «la Gestapo sigue vigente en Jujuy porque siguen avanzando contra los compañeros, pero no se puede permitir y que nadie haga nada».

«Morales va por todo. Mientras busca encarcelar a dirigentes opositores y quiere seguir disciplinando al pueblo jujeño, continúa con sus grandes negocios de litio, de marihuana, de la cámara de construcción, y sigue endeudando a la provincia», subrayó Sala, quien añadió que el gobernador «maneja la Justicia».

LEÉR MÁS  Censo 2022: la insólita denuncia de una diputada macrista por un presunto fraude en Formosa

«Ahora quiere ser presidente cuando todos estamos viendo lo que se vive en Jujuy», afirmó la detenida líder de la Tupac Amaru y agregó que si Gerardo Morales llegase a la Casa Rosada, «Argentina sería un país nazi».

En ese marco, sostuvo que «pareciera que estamos viviendo en un gobierno de derecha donde nadie puede decirle nada a él y donde tiene el manto de la embajada de Estados Unidos para seguir avanzando contra todos nosotros».

Por otra parte, Sala agradeció la solicitada en la que organismos de derechos humanos, gobernadores, ministros del Gobierno nacional y diputados y senadores del Frente de Todos (FdT) reclamaron su libertad.

LEÉR MÁS  La "catástrofe climática" global: ¿cuál es la situación de Argentina?

En tanto, afirmó que «es una injustica muy grande» que el exasesor presidencial Fabián «Pepín» Rodríguez Simón este prófugo en Uruguay y que el expresidente Mauricio Macri «siga libre después de embargar el país con la deuda externa y los negociados» y después del «desastre que hicieron en Argentina».

Finalmente, la dirigente sostuvo que la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) «no se tiene que pagar porque ningún argentino ha pedido ese préstamo o ha participado cuando dieron esa plata para la relección de Macri».

«Considero que los argentinos deberíamos ir a una consulta popular para determinar si deberíamos pagar o no esa deuda», completó.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here