Mauricio Macri, en contra del pase sanitario

«Son cosas muy difíciles de implementar. ¿Quién y cómo se administra?», cuestionó el fundador del PRO, sobre el certificado de vacunación contra la covid-19. También calentó la interna de Juntos por el Cambio, con críticas a los diputados ausentes en la última votación del Congreso.

El expresidente Mauricio Macri sentó su postura sobre el pase sanitario que el gobierno nacional implementará desde el 1 de enero y opinó, en coincidencia con los argumentos que suelen esgrimir grupos antivacunas, que es una medida que «usan los autoritarios para atacar libertades».

«Son cosas muy difíciles de implementar. ¿Quién y cómo se administra? Son cosas que se plantean para mundos ideales, pero que usan los autoritarios para atacar libertades«, dijo este domingo en diálogo con el medio mendocino El Sol.

En la entrevista, el ex mandatario también apuntó contra los diputados de Juntos por el Cambio que faltaron al debate en el que se aprobó una modificación al impuesto a Bienes Personales: Álvaro González, que viajó a Alemania al casamiento de su hija, Gabriela Brouwer de Koning, que se fue de vacaciones a Disney con su familia, y Camila Crescimbeni, que dio positivo de covid.

«La verdad, (estuvieron) mal. Sos elegido, tenés que estar en el lugar al que te comprometiste; sobre todo cuando hay tanta mala fe del otro lado, donde no se puede dialogar, donde no se quiere componer, donde no entendieron que perdieron una elección. Más que nunca necesitás estar al pie del cañón», reflexionó quien en 2006 lideró el ranking de ausencias en la Cámara de Diputados junto con los radicales Federico Storani y Angel Rozas: según un informe del cuerpo, Macri había faltado a 277 votaciones de las 321 que existieron entre el 1 de marzo y el 20 de diciembre de ese año. 

LEÉR MÁS  Alberto Fernández: "La sociedad avanza si promueve la ciencia con un Estado presente"

Interna, 2023 y la elección en Chile

Consultado sobre las internas que enfrenta su espacio, respondió: «Soy de los que creen que hay muy pocas posibilidades de que se rompa«. «Lo más importante que tenemos como tarea hoy es sostener la esperanza y prepararnos para saber para qué volvemos; cómo vamos a llevar adelante la transformación y consolidar nuestro espacio común», agregó.

«Cualquiera que hoy se equivoque y saque los pies del plato de Juntos por el Cambio desaparece. Hay una conciencia muy grande, por eso ha habido tanto enojo con pequeños tironeos que en otra época no hubieran llamado ni siquiera la atención. Hay mucha vocación para que las cosas cambien y para eso se espera de los dirigentes generosidad, épica y compromiso con la transformación. Nadie quiere a dirigentes tan preocupados por ‘qué lugar me va a tocar’«, manifestó.

Evitó, en cambio, definiciones sobre su posible candidatura en 2023, aunque dijo que no lo hará si su familia se lo pide. «Para mí la familia es lo fundamental. Hacer algo que no tiene el apoyo de tu familia… no hubiese logrado lo mucho o poco que logré en esos cuatro años sin el apoyo de Juliana y de toda mi familia», aseguró el expresidente durante la entrevista en la que se omitió la lapidaria auditoría del Fondo Monetario Internacional sobre el millonario préstamo que le brindó durante su gestión.

LEÉR MÁS  Alberto Fernández: "La sociedad avanza si promueve la ciencia con un Estado presente"

Respecto a la situación de la región tras el triunfo de Gabriel Boric en Chile –frente al candidato ultraconservador José Antonio Kast, al que Macri había manifestado su apoyo —  y ante el posible regreso a la presidencia de Lula Da Silva, Macri insistió con su postura contra el «populismo».

«La Argentina a pesar del constante retroceso económico que ha tenido durante décadas, continúa siendo una sociedad sofisticada que anticipa fenómenos sociales respecto a otros países del mundo que están en una situación de enorme avance tecnológico y económico. Eso hace que Argentina, uno de los países que primero abrazó el populismo, sea uno de los primeros en entender el daño que genera; la destrucción de valores a la que nos enfrenta a partir de hacer cosas muy simples pero muy dañinas, como dilapidar recursos que son fundamentales para poder tener previsibilidad en términos de futuro», apuntó Macri.

En ese contexto, insistió con su proyecto de reforma laboral, uno de sus caballitos de batalla. «Necesitamos impuestos correctos, presupuesto equilibrado, no más inflación, leyes modernas laborales, todo eso desde el momento cero», reiteró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here