Mauricio Macri criticó las medidas sanitarias para hacerle frente al coronavirus

En su primera entrevista a un medio nacional luego de abandonar la Casa Rosada, el antiguo mandatario negó que en su mandato se haya ordenado espiar a dirigentes de la oposición. También respaldó las marchas anticuarentena y dejó un mensaje al interior de su partido: «Nunca debí haber delegado la negociación en mi ala más política, con filo-peronistas», en referencia a Emilio Monzó y Rogelio Frigerio.

El expresidente Mauricio Macri brindó la primera entrevista a un medio nacional, tras dejar el poder en diciembre pasado. El antiguo mandatario criticó las medidas sanitarias dispuestas por el gobierno nacional, aunque no mencionó ninguna propuesta para enfrentar la pandemia del coronavirus. También evitó mencionar las consecuencias económicas en las que quedó el país luego de su gestión y aseguró que en su gobierno «no se ordenó» ningún espionaje en la Agencia Federal de Inteligencia.

Macri habló horas después de una nueva protesta anticuarentena, de la cual indicó que fue «espontánea e independiente», pese a que distintos referentes de la oposición convocaron a la protesta. Al mismo tiempo aseguró que las manifestaciones corresponden meramente a dos cuestiones: «No al atropello a las instituciones y para restablecer la normalidad en el país», fue su enumeración.

En la entrevista volvió a apuntar contra la figura de la vicepresidenta, Cristina Kirchner. “El peronismo está secuestrado por Cristina Fernández de Kirchner hace más de 10 años y eso hace que esté cooptado por la irracionalidad», indicó. «Si el peronismo no resuelve el tema la irracionalidad, es difícil sentarse en un mesa y acordar», agregó, en una extraña comparación entre la dirigente política y el futbolista Diego Maradona..

LEÉR MÁS  Presentan el Programa Interministerial de Presupuesto con Perspectiva de Género

“Nunca existió una orden de hacer ningún tipo de espionaje”, dijo Macri en otro de los pasajes de la entrevista a TN y cargó contra la fiscal Cecilia Incardona y el juez federal Juan Pablo Auge, quienes llevan adelante la causa por el espionaje ilegal de la AFI durante el Gobierno de Cambiemos en los juzgados de Lomas de Zamora. También criticó al juez Alejo Ramos Padilla, quien tiene a cargo la investigación por los espionajes enmarcados en el «Proyecto AMBA».

Por otra parte, delegó las responsabilidades de su fracaso en las elecciones pasadas a un sector particular de su partido. «Nunca debí haber delegado la negociación política y yo la delegué en mi ala más política, con filo-peronistas», dijo en referencia a Emilio Monzó y Rogelio Frigerio. También insistió que su gobierno terminó el 11 de agosto, aún cuando faltaban dos meses para la elección presidencial. «El 11 de agosto terminó mi gobierno económico. Ahí estábamos en el mismo nivel de pobreza que habíamos heredado. La sucesión de conflictos nos llevó al mismo lugar, para mí fue una enorme frustración. El 12 de agosto tuvimos corrida en los depósitos bancarios», expuso.

Otras definiciones de Mauricio Macri

* «Uno puede cometer errores como lo hizo mi gobierno en materia económica, pero siempre alentamos el respeto por nuestras instituciones, la transparencia. Sin un Presidente que defienda la Constitución no hay futuro. El resto se puede ir corrigiendo. Mi primera tarea como Presidente de la Nación fue defender la Constitución. Es lo que se hace para contener los atropellos en el poder y lo que la gente reclamó hoy».

LEÉR MÁS  La OA denunció a los exministros de Salud del macrismo por vacunas vencidas

* «Esta cuarentena tiene que parar, confiar en nuestros médicos, en nuestra sociedad porque el argentino es responsable».

* «Hay un avance sistemático sobre la justicia. La vicepresidenta, que está conduciendo el poder como todos pensábamos, tiene una agenda propia y necesita someter a la Justicia. Por eso, estamos con la gente en la calle apoyando a la independencia de los jueces. La gente está muy angustiada, por su trabajo, por el futuro, los jóvenes se quieren ir del país, y eso es muy triste».

* «No extraño el poder. La libertad me permitió recuperar el tiempo para la reflexión, la familia. No me veo candidato para las elecciones legislativas. Hoy me veo con vocación de acompañar a los perfiles de liderazgo de nuestro espacio»

* «Todos entramos en una actitud defensiva. Tuvimos que vetar varias leyes porque eran contraproducentes para el país, hostilidad creciente, sequía, problemas de financiación por el conflicto Trump y los chinos. El modo defensivo me llevó a perder la capacidad de escuchar, a dejar de visitar a la gente en su casa, en su trabajo, y eso nos fue como apabullando y dejé de explicar por qué estaba pasando cada cosa que estaba pasando. Esa combinación hizo que una parte importante de la sociedad dijera ‘esto no va».

 


Fuente: Página|12

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here