Macri otra vez se hace la victima y evitó discutir el traspaso

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, dejó en evidencia ayer que las condiciones políticas para obturar el traspaso del servicio de subterráneos siguen firmes. No parecen cercanas las chances de un acuerdo con el gobierno nacional. Mauricio Macri aseguró que, como están dadas las cosas, lo que la Casa Rosada pretende con el traspaso del servicio es »fundir a la Ciudad de Buenos Aires».

»Me senté en una mesa a tratar de negociar algo razonable y me encontré enfrente a alguien totalmente irracional que me decía ‘tomalo quebrado y se acabó’. No hay capacidad de financiar el tamaño desfalco que se ha hecho. ¿De dónde sacamos los 14 mil millones de pesos los porteños para bancar esta fiesta que se ha hecho en estos años?», se preguntó Macri. Y agregó: »la Ciudad no está en condiciones de hacerse cargo de una deuda de miles de millones. Lo que se busca es fundir a la Ciudad. La Ciudad se funde y no se habla más, avanza el pensamiento único». Para Macri, las dificultades en el traspaso que él mismo acordó en enero de este año, se sintetizan en que la Casa Rosada pretende »acallar a los porteños».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here