Macri cedió para que la Legislatura trate leyes clave antes del recambio

Mauricio Macri mirará desconcertado el árbol de Navidad. Antes de que termine diciembre, el alcalde porteño tendrá el paquete de leyes que pidió para sus dos últimos años al frente del gobierno de la Ciudad, pero muchas de las iniciativas que envió a la Legislatura quedaron truncadas y tuvieron que ser modificadas. Incluso algunas normas fueron descartadas porque al PRO le resultó imposible garantizar los votos para aprobarlas.

»Hasta el último día, van a tener la zanahoria de los cargos, que se votan el 9 de diciembre», se burló hace pocos días un hombre que trajina desde hace tiempo los pasillos de la Legislatura. Su análisis era simple, »votos por cargos». Pocas horas antes de dejar sus bancas, varios diputados porteños conocerán si su futuro profesional cristalizará en un organismo de la Ciudad o deberán retornar a las ocupaciones que abrazaron antes de resultar electos.

»Todos los años pasa lo mismo, tampoco nos vamos a horrorizar por eso. Igualmente es gracioso ver como algunos que se pasaron puteando tres años y medio ahora se callan la boca», comentó un legislador que dejará su banca en el próximo recambio. Como si se tratara de un hechizo, el silencio se adueñó de los parlamentarios capitalinos y son pocos los que alzan su voz contra iniciativas que antes criticaban. »Es complicado después de pasarte uno o dos períodos donde te atienden como a un rey, tener que ir a laburar a un estudio, un taxi o lo que sea. Por eso están todos haciendo cola en el despacho de Ritondo para ver si pueden agarrar alguna beca en algún organismo», completó off the record el futuro ex legislador.

De todas maneras, la »zanahoria de los cargos» parece no haber sido suficiente para que los diputados apoyaran las iniciativas que Macri hizo llegar desde Bolívar 1. »Se movieron de un lado a otro buscando votos. No estaban en condiciones de cerrar con un bloque para garantizarse las leyes», explicó otro experimentado legislador.

LEÉR MÁS  Máximo Kirchner: "No hay grandes diferencias en Juntos por el cambio"

El Parlamento ya sancionó cambios que vuelven más laxa la normativa para las compras y contrataciones y la redeterminación de precios, además de aprobar un fondo para adquisición de vagones de subte y cambios en el Régimen de Promoción Cultural, pero antes del 10 de diciembre están previstas otras iniciativas que generaron reticencia dentro de los bloques, lo que obligó al oficialismo a sacarlas del temario.

La norma que preveía la cesión de 70 hectáreas en Villa Soldati para emprendimientos privados que tenía como fin el financiamiento de la construcción de una villa olímpica en la comuna más pobre de la Ciudad sufrió varias amputaciones y por eso el gobierno porteño no pondrá a la venta los terrenos. Los edificios en donde se hospedarán los atletas luego serán destinadas a viviendas sociales.

El plan para ceder el edificio conocido como el Dorrego en el barrio de Colegiales a un grupo de inversores encabezado por Adrián Suar también tendrá que esperar una mejor ocasión para salir a la luz. Ni hablar de los Solares de Santa María, el megaemprendimiento inmobiliario que planea convertir la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors en un Puerto Madero II y que el PRO intenta, sin suerte, aprobar desde hace varios períodos legislativos.

El proyecto que prevé extender el estacionamiento medido al 70% de la Ciudad continúa, hasta ahora, en carrera. »Es un cobro cautivo, uno no tiene otra opción. Llevar el estacionamiento a los barrios es garantizar un negocio a las empresas sin solucionar los problemas de tránsito», sostuvo Aníbal Ibarra del Frente Progresista y Popular. El 31 de diciembre vencerá la prórroga del contrato, caído hace 12 años, que faculta a las empresas STO y SEC a acarrear los autos mal estacionados. Si la Legislatura no sanciona una nueva ley, la Ciudad deberá ocuparse de esos asuntos. »Los actuales contratos son un latrocinio, una vergüenza», se ofuscó el legislador Fernando Sánchez de la Coalición Cívica. »La Ciudad pone las grúas, construye los estacionamientos y hasta pagaba los adicionales de la policía», especificó.

LEÉR MÁS  El Estado deberá pagarle al frente derechista de Alejandro Biondini 14 millones de pesos

El shopping que IRSA planea construir en Caballito será otro de los temas que dividan aguas, aunque en el PRO confían en conseguir los votos que no tuvo el año pasado. La modificación en la calificación catastral de esas tierras requiere al menos 40 votos en el recinto. Una mayoría calificada, de sentida importancia para los intereses del real state, es la que apunta a cimentar el acuerdo por los cargos.

Modificaciones al Código de Faltas y nuevas competencias para la Agencia Gubernamental de Control son otros de los temas que se abordarán próximamente.

La agenda del macrismo es ajustada. Habrá sesión el próximo jueves donde se tratará, en una sesión que promete ser maratónica, el presupuesto porteño que contempla gastos por casi 60 mil millones de pesos. Una semana más tarde, el 5 de diciembre muy probablemente se vote parte del listado de leyes que incluye el controvertido Instituto de Evaluación de la Calidad y Equidad Educativa, al que varios bloques se opondrán. Como es casi imposible que se sancione lo que resta del paquete, con seguridad habrá sesión especial el 7 de diciembre. Allí son varios los que deberán acompañar las iniciativas del macrismo si quieren tener un feliz 9 de diciembre.

El dato

Dorrego. La cesión de un predio en Colegiales a inversores encabezados por Adrián Suar fue postergada.

Plazos. Por la cantidad de leyes en agenda, se especula que habrá sesiones hasta al menos el 7 de diciembre. Dos días después se renueva la mitad de la Cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here