Los que critican »Fútbol Para Todos» no entienden al pueblo argentino

Si a cualquier argentino común le preguntamos algunas de las imágenes más emocionantes, seguramente entre varias personales recordarán los goles de Maradona a los ingleses y también cuando su equipo favorito salió campeón. Si a esto le sumamos lo que afirmaba Arturo Jauretche acerca que »El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza», podemos asegurar que el Futbol Para Todos viene a sumar alegría al pueblo.

Alguna gente acomodada, y otros no tan acomodados, pero que tienen la mente colonizada por la ideología neoliberal afirman la negatividad del Futbol Para Todos, asegurando que ese dinero puede tener otro destino. Si recordamos la época anterior a esta podremos observar que el dinero no era destinado para que la gente observara gratuitamente el futbol, ni tampoco a otros sectores sensibles de la economía.

Hoy en día los argentinos podemos disfrutar de todos los partidos del futbol grande de la argentina, pero también al seleccionado argentino, algo que anteriormente estaba privado y había que desembolsar importantes sumas de dinero que iban a bolsillos de empresarios muy acomodados que lucraban del sentir del pueblo argentino. ¿Habrá algo más miserable que lucrar de la alegría, el sufrimiento, la emoción del pueblo argentino?.

LEÉR MÁS  ENTREVISTA a Sergio Palazzo de La Bancaria, sobre la etapa de transición del nuevo gobierno

Futbol Para Todos y economía

Se puede estar de acuerdo o no, en cómo se maneja el Futbol para Todos pero, si lo analizamos desde el punto de vista meramente económico, observaremos que el dinero que aporta el Estado nacional (que en definitiva Estado, somos todos) va destinado al deporte y a la cultura nacional. Algunos operadores de los sectores concentrados de la economía quieren instalar en la mente de la ciudadanía que se aporta dinero para la droga o para los negociados, nada más lejos.

El dinero que va al Futbol Para Todos tiene doble objetivo, por un lado genera igualdad social al permitir a todos los argentinos ver el máximo deporte nacional y, por el otro financia a una gran cantidad de instituciones que practican deporte.

¿Qué el futbol es un negocio?. Si, para algunos es un mero negocio, pero para la amplia mayoría del pueblo argentino es un deporte y es pasión. ¿Qué padres no soñaron con ver a sus hijos jugar un partido en TV en su equipo favorito?. Seguramente todos, lo que convierte en hipócritas las declaraciones de algunas personas.

El dinero destinado al Futbol Para Todos va para una serie de instituciones, en las cuales trabajan muchas personas anónimas, mas allá de los futbolistas que vemos por TV., lo que significa que el dinero también está destinado a trabajadores.

LEÉR MÁS  ENTREVISTA a Sergio Palazzo de La Bancaria, sobre la etapa de transición del nuevo gobierno

El debate de fondo

El verdadero debate es »Estado para Todos» o »Estado para Pocos», algo que no se pone sobre la mesa.

Es cierto que algunas personas recitan esa aseveración contraria al Futbol para Todos, repitiendo una estrategia que arman los mismos sectores que ostentaron privilegios en nuestro país, ganando sumas millonarias de dinero a costa de la pasión del pueblo argentino.

Pero el debate en cuestión es, ¡!si el estado está para igualar al pueblo argentino en posibilidades!! o ¡!si los que están mas acomodados tienen acceso a todos los servicios mientras el grueso del pueblo »anda a pata»!!

Recordemos que este modelo subsidia a sectores humildes con asignación universal, y planes de estudio, pero también subsidia Aerolíneas Argentinas para que los sectores más altos puedan disfrutar de una línea nacional de bandera con servicio de alta calidad. Este modelo subsidia a la masa de jubilados por igual, pero también subsidia servicios y combustibles donde se benefician sectores medios de la sociedad.

Enfrente de esto está la masa ideológica que manejó nuestro país en los años 90. »Estado para Todos» o »Estado para pocos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here