Los »aliados» de la UCR ya tienen su propia estrategia electoral

Las fuerzas políticas que –todavía– son aliadas del radicalismo en el Frente Amplio UNEN (FAU) no tienen ninguna esperanza de que la coalición siga adelante con su constitución actual.

Los dirigentes del socialismo, el GEN y Libres del Sur, partidos que desde 2011 conviven bajo el sello del Frente Amplio Progresista (FAP), están convencidos de que la Convención radical del 14 de marzo emitirá un documento que no podrán aceptar. Es decir: que abrirá el juego para buscar alianzas con Mauricio Macri y Sergio Massa, una libertad de acción presentada como búsqueda de gran acuerdo opositor, ya que es poco probable que el propio jefe porteño acepte compartir las primarias con el tigrense. Con ese horizonte, las fuerzas del FAP han comenzado a trazar su propia estrategia político-electoral, preparándose para »un mundo sin la UCR».

El nuevo escenario se traduce en actividad cotidiana. El miércoles pasado fue la primera reunión de la mesa de acción política del »nuevo UNEN» y/o el FAP. El encuentro se hizo en el Cemupro, el centro de estudios que el Partido Socialista (PS) tiene en el micorcentro porteño.

El día y el lugar tuvieron un peso simbólico. Allí mismo se venían realizando hasta noviembre pasado los encuentros del FAUNEN, en los que se elaboraron los 130 puntos del plan de gobierno, un documento que nunca vio la luz con el gran acto que se había planificado.

La ambivalencia del radicalismo sobre hasta dónde ampliar las alianzas electorales, una elasticidad que ahora parece tener como único límite el kirchnerismo, terminó por sepultar.

Uno de los puntos que se acordaron fue que »Margarita saldrá a la cancha». Hasta ahora, Stolbizer se había mantenido expectante. No se había anotado en la lista de los »presidenciables», en la que había cinco precandidatos, ni en ninguna otra categoría.

En el cónclave del miércoles estuvieron 18 dirigentes, entre ellos Hermes Binner (PS), Margarita Stolbizer (GEN) y Humberto Tumini (Libres del Sur). Uno de los puntos que se acordaron fue que »Margarita saldrá a la cancha». Hasta ahora, Stolbizer se había mantenido expectante. No se había anotado en la lista de los »presidenciables», en la que había cinco precandidatos, ni en ninguna otra categoría.

LEÉR MÁS  PEDIDO DE INFORMES AL BANCO CENTRAL SOBRE FUGA DE DINERO

Ahora, el escenario ha cambiado. La UCR está sumergida en su propio laberinto y las figuras de alcance nacional del FAP son Binner y Stolbizer. Por eso, en el entorno de Margarita reconocen que »quiera o no quiera deberá ser candidata». Las opciones no son demasiadas: ser compañera de fórmula del socialista en la pelea presidencial o repetir su histórica disputa por la provincia de Buenos Aires. Esto –que sería lo más probable– ayudaría a garantizar un piso mínimo de votos en el principal distrito del país.  

Por otra parte, según dos fuentes que participaron de la reunión, esta semana también tuvieron conversaciones con Julio Cobos y con Ricardo Alfonsín, los radicales que más vocación tienen de preservar el FAU originario. Las fuentes relataron que el ex vicepresidente se había tirado a la pileta en la conversación, tanteando la posibilidad de que el FAP acepte la gran PASO opositora, ya que reconoció que daba por perdida la batalla en la interna radical. Binner reiteró la respuesta que viene dando públicamente hace meses: »No».

LOS CERCANOS. Los operadores políticos frenteamplistas no descartan que algún que otro boina blanca se quede en la coalición. Esa lista la encabezan justamente Cobos y Alfonsín, a pesar de que en los entornos de ambos radicales señalan que no podrán evitar »acatar la decisión del partido». En el FAP le tienen fe sobre todo al alfonsinismo. Remarcan que es »casi imposible» que el hijo del ex presidente haga un acuerdo con el PRO y/o el Frente Renovador. Creen que la UCR se partirá de un modo »acordado», que en cada provincia terminará armando alianzas distritales y nacionales según sus necesidades particulares. Evalúan, por eso, que Alfonsín puede quedar »adentro».

Respecto de Cobos, tienen menos expectativas. »A lo mejor decide bajarse de la pelea presidencial y jugar por la senaduría nacional de Mendoza», especulan, basados en el amplio apoyo que todas las encuestas muestran que tiene el ex vice en su provincia.

En términos simbólicos, en el FAP no planean »dar un portazo». Van a sostener que son los radicales los que abandonan el barco del acuerdo que habían firmado en abril del año pasado, cuando se lanzó la coalición.

LEÉR MÁS  PEDIDO DE INFORMES AL BANCO CENTRAL SOBRE FUGA DE DINERO

LA CLIENTELA. La fractura de la UCR tiene –como todo– dos caras. El lado más complejo para los frenteamplistas es que, en rigor, las posibilidades de disputar con algo de potencia la presidencia se reduce mucho. La UCR proveía una estructura de alcance nacional y varios potenciales gobernadores en distintas provincias. Por otra parte, al igual que el peronismo, los boinas blancas son un océano en el que pueden encontrarse dirigentes políticos de todos los pelajes ideológicos.

El FAP o »nuevo UNEN», quizás sumando algún que otro radical, tiene más chances de pulir su perfil, de hacerlo más »puro», algo que le podría permitir »fidelizar» con mayor efectividad al votante »progresista no-peronista».

»Es un sector que hoy no tiene representación», remarcan los operadores frenteamplistas, y al mismo tiempo reconocen que ese sector no representa más del 10 o el 15% del electorado a nivel nacional. Es un buen número para ganar presencia parlamentaria, no para conquistar la presidencia.

Margarita Stolbizer – Maneja dos alternativas: ser compañera de fórmula del socialista Hermes Binner en la pelea presidencial o repetir su histórica disputa a gobernadora por la provincia de Buenos Aires.

Julio Cobos – Da por perdida la interna en el radicalismo por lo que intenta convencer a sus socios del UNEN para que acepten la propuesta de una gran interna opositora. No se descarta que dispute una banca en el Senado.

Ricardo Alfonsín – En el FAP están convencidos de que habrá una fractura en la Unión Cívica Radical y tienen expectativas de que el alfonsinismo se mantenga dentro del armado del Frente Amplio UNEN.

Humerto Tumini – El referente de Libres del Sur ya lanzó su precandidatura en la Ciudad de Buenos Aires y está lejos de aceptar un acuerdo con el PRO que conduce Mauricio Macri.

Hermes Binner – El socialista parece ser el único que todavía mantiene las expectativas sobre su candidatura presidencial dentro del espacio que probablemente se termine de desmoronar tras la Convención radical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here