LA VIOLENCIA DE GENERO NO SE DETIENE CON LA CUARENTENA. EN MUCHOS CASOS, SE AGRAVA

Según el registro de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) y del Observatorio de La Casa del Encuentro desde el inicio de la cuarentena obligatoria hubo al menos 7 femicidios que son los que se han denunciado en los registros oficialmente.

Cristina Iglesias, de 40 años, y su hija Ada, de 7 años, en Lanús.

Claudia Repetto, asesinada por su ex pareja, Ricardo Rodríguez, en Mar del Plata, se conoció el fin de semana.

La respuesta de organizaciones feministas fue inmediata: Hoy a las 18 se convocó, desde las casas a un ruidazo en todo el país contra la violencia de género, para hacer visible la situación que no se para, ni disminuye por la situación de crisis sanitaria, muy por el contrario, todo indica que en los casos puntuales que el encierro es compartido entre la víctima y el victimario, todo se agrava. Incluso las medidas preventivas previas a la cuarentena no se controlan ni se verifican. Muchas mujeres en riesgo se encuentran cercanas a los violentos.

Ni Una Menos dice: “Que la policía persiga a los violentos con la misma determinación y voluntad que intima a cumplir la cuarentena a surfers y chetos que la violan”. La violencia, dicen, «no se toma en cuenta y es más extendida de lo que se ve en la superficie y se potencia en circunstancias de encierro obligatorio».

El Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) anunciaron que desde el 1° de abril, las personas en situación de violencias por motivos de género podrán acercarse a la farmacia de su barrio o llamar a la de confianza. Al solicitar un barbijo rojo, el personal comprenderá que está pidiendo ayuda y gestionará una comunicación al 144.

Las denuncias de víctimas para pedir ayuda y medidas de protección disminuyeron “considerablemente”, dice Mariela Labozetta, de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

Las víctimas no acceden a la Justicia. “El problema es que si están con el agresor al lado, no pueden llamar”, alertó Labozetta.

“Es importante aclarar que si la persona tiene que hacer la denuncia no viola la cuarentena obligatoria si sale de su casa, más allá de la posibilidad de llamar al 911, 137 o 144”, dijo Analía Monferrer, de la Oficina de Violencia Doméstica, que depende de la Corte Suprema y atiende las 24 horas, en Lavalle 1250. El descenso de denuncias se confirma. De 50 denuncias diarias a menos de 4. “Es un dato preocupante” dice Labozzeta.

LEÉR MÁS  Tiempo en Mendoza: descenso de temperatura y probabilidad de lluvias

Lo que ocurre en la cuarentena es que las mujeres que ya estaban aisladas quedan completamente indefensas y más aisladas aun.

En la provincia de Buenos Aires, donde se produjeron tres femicidios desde que comenzó la cuarentena obligatoria, las llamadas al 144 aumentaron un 60% dijo la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz. Pasaron de 2868 en la semana del 12 al 18 de marzo, a 4472, desde el 19 al 26 de este mes. Pero solo el 30% son consultas por violencia de género; el resto son por otros temas, dado que las líneas relacionadas al coronavirus suelen estar colapsadas.

La ministra Díaz además, contó que “estamos trabajando para implementar una línea para varones, con profesionales de la Facultad de Psicología de la UNLP”, aunque reconoció que es un tema complejo porque “el golpeador no asume que él es el problema”.

La provincia de Buenos Aires, por otra parte, restituyó un fondo para emergencias que había eliminado la ex gobernadora Vidal. Es para pagar lo urgente: pañales, transporte, medicamentos, entre otros insumos, cuando una mujer debe salir de su hogar de un momento a otro si corre riesgo su vida. Los montos van de $ 7500 a $ 30 mil y una vez que se gastan y se rinden, se vuelve a transferir otra suma similar.

La Justicia en 11 provincias dictó la prórroga automática de las medidas cautelares de exclusión del hogar y perimetrales que vencían en estos días. Hay otras medidas. En Mendoza “las personas en situación de violencia familiar, que requieran de una medida de protección a dictarse a través de los juzgados de familia, pueden denunciar a través de un formulario alojado en la web del poder judicial, o a través de WhatsAapp o teléfonos de un cuerpo de trabajadores sociales especialmente afectados a este efecto, que conforman una «secretaría de protección» y cuyos teléfonos también están publicados en la web”, dice Eleonora Lamm, subdirectora de Derechos Humanos de la corte provincial.

Desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena obligatoria, hasta el domingo, se registraron 7 femicidios, tres en Buenos Aires, dos en Misiones, uno en Santa Fe y otro en Tucumán, de una niña de dos años, a manos de su padre, quien luego se suicidó. Hay mujeres hospitalizadas, como consecuencia de los ataques de parejas o ex que intentaron asesinarlas. Romina Fernanda Videla, de 37 años, está internada en estado crítico en el Hospital Alejandro Korn, de Melchor Romero, en el partido de La Plata, donde vive. Tiene quemaduras en el 80% de su cuerpo. Su pareja le prendió fuego a la casa, con ella adentro.

LEÉR MÁS  Presentan el Programa Interministerial de Presupuesto con Perspectiva de Género

La Casa del Encuentro registró los siguientes femicidios desde el 20 de marzo:

1) El 21 de marzo. Susana Melo, de 51 años. Vivía en Ingeniero White, Bahía Blanca, Buenos Aires. La asesinaron golpeándola. Fue encontrada sin vida en un camino vecinal. Detuvieron a su ex pareja Raúl Gregorio Costa, de 49 años. La mujer habría denunciado con anterioridad hechos de violencia.

2) 21 de marzo. Lorena Fabiola Barreto, de 32 años. Vivía en el barrio Itatí, en Puerto Libertad, Misiones. La apuñalaron en su casa, fue trasladada al hospital, adonde llegó sin signos vitales. El culpable, fue detenido. Roberto Rivero Medina (74 años).Tenía un hijo adolescente, de 16 años.

3) 24 de marzo. Verónica Soule, de 31 años de Santa Fe. Tenía el 80 % del cuerpo quemado, una semana después falleció en el hospital. Su familia asegura que aunque nunca denunció a su esposo, vivía situaciones de violencia. Tenía una hija(8) y un hijo, (11)

4) 26 de marzo. (Femicidio vinculado a Natalia P.) La víctima resultó una beba de 2 meses. Ocurrio en Puerto Iguazú, Misiones. La balearon, horas después falleció en el hospital. El culpable del ataque, quien fue detenido, sería su padre, de 40 años. En la vivienda que compartían el detenido mantuvo una discusión con su pareja y madre de la beba, Natalia P, de 19 años, a quien también amenazó. El agresor efectuó un disparo que impactó en el cuerpo de la niña.

5) 28 de marzo.La víctima fue una niña de 2 años, en Lules, Tucumán. La asesinaron. Su padre, el asesino, se suicidio.

6 y 7) 28 de marzo. Cristina Iglesias, de 40 años, y su hija, Ada, de 7 años, de Monte Chingolo, Lanús, Buenos Aires. Desaparecieron el miércoles 25 de marzo. Sus cuerpos fueron encontrados enterrados en el fondo de su casa y por el doble femicidio detuvieron al novio de la mujer.

 

___________

Fuente. NA, Télam, Página/12. MC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here