La UCR, entre la fuga hacia el macrismo y el rechazo del Frente Amplio

Pese a que aún resta más de un año para las elecciones de medio término, en las que deberá renovar varias bancas legislativas, la Unión Cívica Radical transita por un camino de definiciones, en las que las negociaciones políticas están a la orden del día.

Hoy por hoy, el partido que conduce Mario Barletta tiene dos grandes preocupaciones: por un lado, el peligro inminente de fuga de varios dirigentes hacia el macrismo; por el otro, el rechazo que varios integrantes del Frente Amplio Progresista de Binner muestran ante una posible alianza con los radicales.

La primera señal de alerta comenzó desde hace algunos meses: desde el armado nacional del PRO iniciaron una estrategia de seducción para avanzar con acuerdos con intendentes y otros dirigentes para construir una alianza electoral que potencie las posibilidades de Mauricio Macri de cara al 2015.

El cordobés Rubén Martí; Horacio Quiroga, de Neuquén; Mario Meoni (Junín), Aída Ayala (Resistencia) y Alfredo Cornejo (Godoy Cruz) fueron algunos de los jefes comunales del radicalismo que en los últimos meses se fotografiaron con Macri.

LEÉR MÁS  Sorpresa y memes por el aro de basquet en la Casa Rosada

Eso puso en alerta al radicalismo, que comenzó a delinear la estrategia de cara a los comicios del año próximo. Así, además de estar dispuesto a jugar fuerte con candidatos propios de renombre (Ricardo Alfonsín, Julio Cobos y Rodolfo Terragno serán candidatos), la idea es reforzar la imagen de partido opositor, profundizar la unidad interna y, a la vez, limitar la libertad de acción para acuerdos distritales.

En los últimos días, desde la cúpula de la UCR salieron a poner freno a la opción macrista. »Las alianzas políticas siguen pasando por el peronismo por un lado, y por el radicalismo por el otro. Son los dos partidos que tienen estructura y una vocación de Gobierno. Imagino alianzas estructuradas a partir del eje de ambos partidos. Y para que la oposición sea una alternativa a ese peronismo, pienso en una alianza en la que el radicalismo, mi partido, sea ese eje», sostuvo la semana pasada el mendocino Ernesto Sanz.

Malestar en el Frente Amplio

En tanto, las señales de acercamiento entre la UCR y el Frente Amplio Progresista entró en una etapa de enfriamiento, luego de que varios integrantes de la fuerza que conduce Hermes Binner mostraran su disconformidad ante una posible alianza.

LEÉR MÁS  Lacunza presentó el proyecto de Ley de Presupuesto para el primer año del próximo gobierno

A tanto llegaron las voces de rechazo, que el propio Binner decidió poner un freno al diálogo a nivel nacional, y dispuso que sólo se avance en aquellos distritos donde resulte más sencillo encontrar puntos de acuerdo.

»Los acuerdos por distritos ya ocurren, como en el caso de Santa Fe. Y la verdad es que no podemos sumarlos a todos a una propuesta nacional si no hay voluntad para hacerla. No podemos ir al todo o nada?, evaluó Binner en declaraciones al diario El Cronista.

Las quejas más fuertes llegaron desde Córdoba, donde el senador y líder del Frente Cívico, Luis Juez, se niega a compartir una lista con Oscar Aguad, más cerca del macrismo que de una fuerza de centroizquierda. También Víctor de Gennaro y Claudio Lozano se mostraron reacios a acordar con los radicales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here