La Presidenta criticó a los opositores que »cambian de nombres y disfraces»

La jefa de Estado hizo ayer un largo discurso a raíz del 197º aniversario de la Independencia, que fue transmitido por cadena nacional. Acompañada por todo su Gabinete, por el gobernador anfitrión, el tucumano José Alperovich, y por la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés, Cristina Fernández advirtió a la multitud sobre la »nueva configuración mundial» que, a su juicio, están intentando promover desde los países centrales ante la persistencia de la crisis económica de Europa. »Hay un intento de que la América del Sur, gran productora de energía, minerales, alimentos y commodities, sea sólo productora de commodities y se trasladen las grandes fábricas adonde hay miles y millones de personas dispuestas a trabajar por mucho menos salario del que se paga aquí», alertó la presidenta desde el hipódromo de la capital tucumana.

LEÉR MÁS  EL ALEGATO DE Cristina Fernández de Kirchner analizado por Graciana Peñafort

Cristina se valió de la historia para plantear que, con el ascenso de China, la India y el sudeste asiático como potencias que demandan alimentos, las materias primas vuelven a tener un rol clave para la economía mundial. Pero ese fenómeno, agregó, implica un riesgo, un peligro que –en su visión– es justamente lo que pretenden imponer los países hegemónicos. »Quieren volver a reprimarizar nuestras exportaciones. Quieren que volvamos a ser grandes productores de materia prima con poco valor agregado. Pero los gobernantes de los pueblos de América del Sur vamos a dar batalla», prometió Cristina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here