Jorge Sappia: “La UCR debe terminar con Cambiemos”

El titular de la Convención Nacional planteó severas diferencias con Macri. Confirmó contactos con Lavagna.

El radicalismo, o al menos una parte, cruje hace rato respecto a su relación con Cambiemos. Mientras ya varios dirigentes vienen planteando su incomodidad en el oficialismo nacional, algunos elogian posibles postulantes de otros espacios y otros sostienen la necesidad de replantear la sociedad con el macrismo, el presidente de la Convención Nacional de la UCR, Jorge Sappia, le puso palabras concretas: “Si no hay un giro de 180 grados, al radicalismo no le queda otro camino que terminar con Cambiemos”.

El dirigente cordobés, exministro de Trabajo en las gestiones de Eduardo Angeloz, sostiene que el Comité Nacional de su partido no habilita la Convención que él preside porque se daría un escenario de ruptura y porque no dan los tiempos.

Sappia reconoció que ya hay conversaciones con Roberto Lavagna. Fue tan duro con el presidente Mauricio Macri, que llegó a decir que hasta prefiere un acuerdo que incluya al kirchnerismo antes de seguir en Cambiemos.

El abogado laboralista habló sobre la situación de su partido.

A juzgar por lo que vienen diciendo algunos dirigentes radicales, un eventual llamado a la Convención partidaria antes de las elecciones dejaría a la UCR ante el dilema que les planteó Alem en su discurso final “que se rompa, pero que no se doble”. ¿Se rompen, se doblan, siguen en Cambiemos?

LEÉR MÁS  La Pampa peronista

“Ni nos quebramos ni nos doblamos. Salvo que haya un cambio, valga el juego de palabras, de 180 grados, al radicalismo no le queda otro camino que terminar con Cambiemos. Acá hay que plantear las cosas con claridad.”

“La UCR se unió al PRO en una alianza electoral que fue exitosa, pero que no conllevó un acuerdo programático que definiera qué se iba a hacer, cómo se iba a hacer y quién lo iba a hacer. La UCR perdió protagonismo y se diluyó en el seno de Cambiemos. Yo creo que eso es malo no sólo para el Gobierno sino que es malo para el país, porque el radicalismo puede serle útil a la Argentina ahora y en el futuro, en función de sus ideas, de sus valores. Desde que asumí la presidencia de la Convención, siempre tuve una posición crítica, en especial porque disiento de la conducción política del Estado. Han dejado al Estado en una situación de desnutrición absoluta, es un Estado a la deriva en manos de las corporaciones financieras que son las que dirigen la economía, que nos llevaron a la situación a la que estamos ahora, con la aquiescencia del Ejecutivo. Por eso, salvo un cambio fundamental, la permanencia del radicalismo en Cambiemos está agotada”.

LEÉR MÁS  Cómo buscará el peronismo federal amortigua el impacto de la candidatura de CFK

¿Va a sesionar la Convención?

“Eso no lo puedo contestar porque no tengo la bola de cristal. No sé qué piensa el Comité Nacional. Yo he pedido que nos reunamos y no me contestaron nada. Yo creo que no van a convocar a la Convención porque llamar a un plenario así es para hacerlo en 30 o 40 días, cuando tenemos las elecciones en Córdoba y las primarias en Santa Fe. Y en ese contexto qué va a discutir la Convención Nacional. Va a terminar en un escándalo. Me parece que no hay tiempo para hacerla”.

Pero usted dice que hay radicales que no quieren estar más en Cambiemos. ¿Cómo harán?

“Si no se dan las condiciones para permanecer en la coalición hay que irse de la
coalición. ¿Quién lo debe decidir? Lo debería decidir la Convención pero si no lo decide la Convención, lo decidirán los hechos que se vayan produciendo”, sostuvo el dirigente radical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here