INFORME ESPECIAL SOBRE EL BOICOT DEL CAMPO SOJERO, SIN CONSENSO, SIN APOYO Y CON DOS MENDOCINOS QUE NO LOS REPRESENTAN

El cese de comercialización anunciado por la Mesa de Enlace, presentado como un «paro del campo» aumentó la crisis interna en la Federación Agraria y la trasladó al centro de la Mesa de Enlace de las entidades gremiales empresarias del agro de la pampa húmeda.

Cruces y reclamos entre dirigentes, planteos de los pequeños productores y cambios en la actividad económica y en las directivas de gobierno hacia ese sector hacen que no puedan resolver el conflicto que ellos mismos armaron por no cambiar las metodologías de acción de su reclamo aunque han cambiado todas las variables. Por eso ahora la entidad comunicó oficialmente que deja a sus bases «libres de acción».

Desde las filiales de Federación Agraria Argentina de Tandil y Pergamino hubo declaraciones públicas en contra de la medida de protesta hacia el gobierno y muchas delegaciones hicieron público su enojo en privado y por los medios y a los gritos.

El presidente de FAA, mendocino de Alvear, conservador y afín a las políticas de cuño liberal, Carlos Achetoni, fue criticado porque decidió la adhesión sin previo paso por el consejo directivo.

Los trabajadores rurales y las entidades Fecofe y Bases Federadas también salieron públicamente a despegarse el lock-out empresario que solo defiende los intereses de los grandes exportadores de granos, menos de 20 empresas.

También hay crisis en la interna de Coninagro, cuyo presidente, otro mendocino surgido desde Fecovita y ligado a los sectores más conservadores de la iglesia católica, Carlos Iannizzotto, apoyó la medida de protesta de los empresarios aunque en un tono más conciliador y dejando las puertas entreabiertas para acudir si fuera necesario a sentarse a la mesa con el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

Cuando se actualizó el esquema de retenciones a las exportaciones del agro, industria y minería, las entidades tradicionales del campo de la pampa cerealera e industrial (en diciembre) grupos de productores autoconvocados comenzaron a agitar la posibilidad de un cese de comercialización para presionar y obtener beneficios sectoriales.  Si no se comercializan la producción en el exterior, no ingresan dólares y baja la cantidad de disponible en el mercado financiero y en la recaudación tributaria.

Con la expectativa de la suba del 30 al 33 por ciento en la alícuota para soja y derivados (solo para quienes comercializan más de 1.000 toneladas, ósea, las grandes empresas acopiadoras), la amenaza del lock-out pasó a ser posible.

 

La suba de retenciones se decidió en esas condiciones (3% solo para la soja de más de 1.000 tonelada comercializadas) y en el marco de una serie de medidas que suavizan el efecto sobre el agro, entre las que se destaca la rebaja de las retenciones para el girasol (12 a 7 por ciento), harina de maíz (de 9 a 4 por ciento) y harina de trigo (9 a 7 por ciento) y cambios en las producciones regionales específicas.

También se confirmó la implementación de un esquema de compensaciones, que permitiría que los productores que venden hasta 1000 toneladas se mantengan pagando el 30 por ciento de retenciones e incluso menos si venden hasta 500 toneladas. El incremento del 30 al 33 por ciento se daría para casi 15 mil productores (el 26 por ciento del total), aquellos que venden más de 1000 toneladas.

Todo esto fue dado en la mesa de negociaciones entre el gobierno y los integrantes de la Mesa de Enlace, donde están siempre estos dos mendocinos (Mendoza no tiene ni un solo productor que comercializa más de 1000 toneladas de soja).

La posición más dura está en la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), ambas con mayor vinculación con los grandes productores de las zonas tradicionales.

Coninagro quedó en una situación inestable, porque no hay consenso entre los asociados para acompañar la medida. La entidad no emitió comunicado oficial y su presidente, Carlos Iannizzotto, dijo que “la paz social y el diálogo pueden, y deben, convivir aún en las discrepancias. Es por ello que Coninagro sigue apostando a entablar canales de conversación con el Ministro y el Gobierno para revertir esta situación”. “Con una protesta por cuatro días puede haber algún tipo de impacto en la liquidación de los cereales, pero el cese de comercialización no afecta al ciudadano en general, sino que tiene un impacto en la recaudación del impuesto”, ósea que claramente se trata de una medida en contra del gobierno nacional a quien quieren hacer aparecer sin diálogo e intolerante. Luego Iannizzotto agregó que “no habrá cortes de rutas: el diálogo con el ministro Luis Basterra fue muy bueno, donde la propuesta no pudo satisfacer a nuestras bases. No hay ninguna instrucción de salir a las rutas y hubo una expresa petición de la vicejefa de gabinete respecto a la paz social”.

LEÉR MÁS  Tiempo: cómo estará este fin de semana en Mendoza

En Federación Agraria, dirigida sin mucha estrategia política por el alvearense Achetoni, generó una situación interna que no tiene salida a corto plazo sin un gran costo para la conducción que está más cerca del abismo que de la capacidad de superar el conflicto.

«Luego de un extenso debate interno entre sus bases, la entidad entiende que entre sus representados hay diferentes posturas, por ello es que hasta el momento no ha tenido posición oficial ante el cese de comercialización anunciado. Por eso, la conducción (Achetoni) decide resguardar la unión de la entidad y deja a sus bases libres de acción ante el paro convocado para el próximo lunes», difundió en un escrito la Federación Agraria.

“La segmentación y compensación a pequeños y medianos productores es el triunfo de muchos años de lucha y trabajo de parte de las entidades de base. Claramente podemos pedir que esa segmentación sea más amplia, pero no podemos negar que es un avance sustancial que no puede tener como respuesta un cede de comercialización. Es la primera vez en la historia que a la Federación Agraria le conceden derechos y va al paro. Además, la medida no fue resuelta por el consejo directivo de la entidad”, indicó a Juan Manuel Rossi, presidente de Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe).

La entidad Bases Federadas, que depende de Federación Agraria, planteó que “la propuesta de rebaja de retenciones para la mayoría de los cultivos y de las economías regionales, al igual que la compensación para productores de soja de menos de 10 mil quintales es el camino que proponemos y que estamos empezando a transitar. Por esto no adherimos al cese de comercialización”.

Es un “paro dominguero” dijeron desde ese sector.  “Estamos a quince días de iniciar la cosecha y la mayoría no tenemos nada para vender”. Sebastián Campo, de la Federación Agraria de Pergamino, dijo que “no le encontramos explicación a este paro. Es un paro dominguero”, mientras que Nélida Serrano, de la filial de Tandil, planteó que “no entendemos por qué Achetoni no consultó a las bases. La medida del gobierno favorece mucho a nuestros asociados».

El secretario general de la Unión Argentina de los Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) planteó que “no es momento para el paro, porque la propuesta del gobierno beneficia a las economías regionales. Es lo que veníamos pidiendo”.

La entidad Apyme, más vinculada al ámbito de la pequeña y mediana industria, indicó que «es preciso alertar que hay un nuevo intento de imponer por sobre el bienestar general los intereses de un sector que se benefició de las sucesivas devaluaciones y la desregulación mientras la mayor parte de la sociedad fue llevada a una profunda crisis». Por su parte, el Frente Productivo Nacional señaló que «este gobierno busca una integralidad y un equilibrio con las medidas hasta el momento aplicadas, no son solo con las retenciones sino también la baja de la tasa de interés, créditos a tasa subsidiada y el dinero inyectado para motorizar el consumo interno»

Pedro Peretti, referente de la organización “Arraigo” y ex director de Federación Agraria, dijo «La segmentación que lanzó el gobierno es la más importante, la más generosa, la mejor de toda la historia agraria de la democracia. Nunca hubo una segmentación de esta naturaleza porque los pequeños productores de hasta mil quintales van a pagar 13 puntos menos de retenciones.

Solamente van a pagar 3 puntos más los productores que hacen más de 1000 quintales, que es una cifra muy importante en materia de dinero y dentro de esos tres puntos hay 2540 productores que hacen el 50% de la soja. Están usando a los pequeños productores de vuelta como fuerza de choque para desgastar al gobierno popular, este es un paro político en el sentido que es organizado por un sector partidario y evidentemente ideológico.

LEÉR MÁS  El programa Precios Máximos seguirá hasta el 31 de enero

La gente debe saber que de 25 productos se le baja las retenciones a 24, la soja no es una bendición para la Argentina, algún día hay que discutirlo seriamente, el modelo de desarrollo agropecuario argentino es un modelo absolutamente ilógico e irracional, que lo único que está haciendo es sembrando cáncer, deforestando, inundando, y esas son todas responsabilidades de este modelo que ha sojizado la Argentina y le ha hecho creer a una parte de la población que la soja es benéfica para todos y que todos somos el campo.

Yo hace 41 años que soy socio de la federación Agraria y seguiré siéndolo, un gremio que ahora es conducido por una banda de irresponsables, de chantas, por llamarlos de alguna manera, porque lo hace Achetoni no tiene nombre, porque él viene de las economías regionales y a la economía regional le bajaron todos los impuestos, no tiene explicación, pero se van a llevar una sorpresa, porque no creo que la sociedad los acompañe esta vez.

Se han apropiado de la federación agraria en la época del macrismo con la ayuda del gobierno de Mendoza, de Cornejo y de Alfredo Olmedo, se aprovecharon de que la gente que está en federación agraria es gente decente, gente honesta y Achetoni no representa a nadie, es más grande la federación agraria que está fuera de la organización formal que la que está adentro.

Si, Federación Agraria no moviliza a nadie, en la ruta van a estar los 40 o 50 tractores de los autoconvocados, que es una organización «para agraria» de la coalición cívica, es la rama agropecuaria de la derecha política.

Se empezaron a organizar políticamente antes de la Asunción de Alberto, yo los conozco a todos, el que no fue diputado es concejal o senador, todos del Pro, armaron eso objetivamente para desgastar al gobierno de Alberto antes que asumir, fueron haciendo cosas al costado de la ruta hasta que llegaron a esta instancia. CRA da la coincidencia que está conducida por un hombre del estricto riñón de Cambiemos que es el ex Diputado Jerónimo Chemes de la UCR de Entre Ríos.

Que se sume la Sociedad Rural al paro bueno, está bien, es toda la derecha junta que va contra un gobierno popular, ¿Pero Coninagro? Coninagro tiene el viceministro de agricultura de la Nación Julián Echezarreta como vicepresidente de la institución, yo creo que Ianizotto no sabe ni donde está parado, es el mismo tipo que dijo hace unos meses que en la Argentina no había latifundio ni terratenientes.

Hubo dos proyectos similares que se presentaron en el año 2009: uno de Lisandro Viale del partido socialista de Entre Ríos y el otro Pino Solanas, la Federación Agraria hizo una movilización al congreso de la nación para apoyar estos proyectos de segmentación que son exactamente iguales que este que presento el Gobierno, resulta que cuando lo ponen en práctica están en contra, una cosa increíble.

El gobierno debe seguir en la misma línea, debe seguir tratando de segmentar retenciones y disputando una base en el interior profundo de la Argentina, demostrándole que no le podemos regalar toda la pequeña y mediana burguesía rural a la derecha. Y tratar de desbloquear la federación Agraria. En el congreso de septiembre va a haber elecciones y seguramente habrá oposición y trataremos de que esta gente se vaya.

¿Quiénes están detrás del nuevo lockout patronal de 96 horas?

La agitación de sectores que responden a Lilita Carrió y -en menor medida- al ex secretario de Agricultura macrista, Luis Etchevehere, ya había comenzado semanas atrás vehiculizada por la agrupación Campo+Ciudad, que organizó asambleas de productores y protestas a la vera de rutas tanto en Santa Fe como en Córdoba».

——

Fuentes: entrevistas y declaraciones a La NAción. Clarín, Página 12, Télam, NA, Profe Romero, Orsai, Ámbito, archivo propio.

Producción para MO de P.Sales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here