Hungría, la nueva víctima de la crisis europea

 

 

La agencia calificadora Fitch Ratings rebajó este viernes un peldaño la nota de la deuda húngara, de »BB+» a »BB-», para situarla en categoría especulativa.

Esta decisión refleja que »el ambiente fiscal sigue deteriorándose» en el país, así como sus perspectivas de crecimiento, explicó la agencia.

 

A su vez, agregó que la nota va acompañada de una perspectiva negativa y que hay 50% de posibilidades de que sea degradada de nuevo en un plazo de dos años.

 

Las perspectivas de crecimiento seguirán deteriorándose, estima la agencia, que espera ahora una caída del Producto Bruto Interno húngaro de -0,5% para 2012, en vez del +0,5% precedente.

 

Más temprano, las fuerzas políticas de Hungría mantuvieron una reunión urgente en Budapest, en medio de la tensa situación económica que vive el país, cuya moneda cayó el jueves a mínimos históricos y que podría tener dificultades para acceder a un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

El jefe de gobierno, Viktor Orban, se reunió con varios ministros de su gabinete, así como con el presidente del Banco Central de Hungría, Andras Simor.

 

Budapest necesita ayuda internacional para refinanciar su deuda, pero las últimas medidas económicas adoptadas por el gobierno chocaron contra la Unión Europea (UE) y el FMI.

 

Entre esas medidas, se encuentra una disminución de la independencia del Banco Central. Hungría pertenece a la UE pero no a la zona euro.

Infobae

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here