España aprobó otro ajuste gracias a la mayoría absoluta del oficialismo

El Congreso de los Diputados respaldó hoy, gracias a la mayoría absoluta del derechista Partido Popular (PP), el mayor ajuste en la historia de la democracia española.

Las nuevas medidas de ajuste del gobierno de Mariano Rajoy, que concitaron el voto en contra de toda la oposición, implican recortes por 65.000 millones de euros para evitar un quiebre de la banca local y el cese de pagos a los tenedores de deuda, principalmente los bancos franceses y alemanes.

Entre las medidas que contiene el nuevo ´tijeretazo´ de Rajoy, el cuarto desde que llegó en diciembre a La Moncloa, hay una drástica subida del IVA y la supresión de la paga extra de Navidad a los funcionarios.

Sólo el PP votó a favor del plan, ya que los representantes de varios partidos de la izquierda minoritaria se fueron de la cámara en el momento de la votación, como gesto de rechazo, y el resto votó en contra, con una única abstención.

LEÉR MÁS  La ONU exige al estado argentino derogar y suspender decreto que modifica la ley de migraciones

En pleno debate, el riesgo país volvió a dispararse hasta rozar el récord de los 589 puntos, después de que el Tesoro Público efectuó una subasta en la que colocó prácticamente todo lo previsto (3.000 millones de euros) pero tuvo que pagar los intereses más altos en toda la era euro.

La rentabilidad del bono español a diez años en el mercado secundario de deuda superó el 7% (7,005 %), con lo que España se encuentra una vez más en la zona crítica de rescate total.

La aprobación parlamentaria impulsó movilizaciones previstas para esta tarde, tras una semana de protestas espontáneas lideradas por los empleados públicos principalmente en la capital.

LEÉR MÁS  Alberto Fernández no le pidió nada al expresidente del Banco Nación Carlos Melconian

Bajo el lema »Quieren arruinar el país, hay que impedirlo, somos más», las dos grandes centrales obreras de España, Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) convocaron una movilización en más de 80 ciudades contra el ajuste del gobierno, que desde su anuncio, el miércoles pasado, está siendo contestado con más fuerza por algunos sectores en las calles.

Con el mayor ajuste de la era democrática, Rajoy consiguió algo inédito: que las centrales mayoritarias lograran encabezar una manifestación respaldada por una veintena de organizaciones sociales, sindicatos y el movimiento de los indignados o 15-M, que desde su irrupción hace más de un año tuvieron a los sindicatos entre uno de sus blancos. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here