El Senado transformó en delito el acoso cibernético a menores

El Senado convirtió en Ley por unanimidad la incorporación al Código Penal del delito de “grooming”, nombre con que se conoce a las acciones emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor para abusar de él.

El proyecto contó con el apoyo de todos los bloques y establece que será reprimido con prisión de entre seis meses y cuatro años de prisión, a quien a través de cualquier medio electrónico le requiera a un menor que realice actividades sexuales explícitas o actos con connotación sexual o le solicite imágenes de sí mismo con contenido sexual.

La nueva ley señala en sus fundamentos que la expansión del uso de las tecnologías ha favorecido este tipo de delitos, en los que adultos interactúan con niños a través de “fachadas que evitan el contacto físico y con identidad falsa”.

LEÉR MÁS  Máximo Kirchner: "No hay grandes diferencias en Juntos por el cambio"

El proyecto originalmente fue sancionado en 2011 en la Cámara Alta, pero a principios de este año fue modificado por Diputados, donde se redujo la pena de prisión a entre tres meses y dos años, o sea, transformó al “grooming” en un delito excarcelable.

Asimismo, el proyecto de Diputados distinguía a las víctimas de entre menores de 13 años y menores de entre 13 y 16 años.

Estas modificaciones no cayeron bien en el bloque oficialista de la Cámara Alta, que criticó la baja de penas. Senadores kirchneristas además indicaron que los cambios realizados no le daban a los jueces “amplitud suficiente para aplicar las penas”.

La senadora oficialista rionegrina María José Bongiorno insistió con la sanción del Senado al decir que la votación de Diputados “cercena penas y no protege integralmente al menor”.

LEÉR MÁS  Máximo Kirchner: "No hay grandes diferencias en Juntos por el cambio"

En el mismo sentido, se expresaron la pampeana María de los Angeles Higonet y el bonaerense Aníbal Fernández, quien sostuvo que “nuestro proyecto pretendía definir algunas conductas específicas”.

En tanto, la justicialista disidente, Sonia Escudero, dijo que la modificación de la Cámara baja “desfigura completamente la sanción del Senado”.

“En nuestra sanción establecimos una pena de entre seis meses y cuatro años para que haya una amplitud suficiente para que un juez, de acuerdo con las características del caso, pueda aplicar las penas”, explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here