El reajuste del discurso de Macri tuvo apoyo y algunas disidencias al interior del PRO

Macri eligió el escenario del acotado triunfo electoral del balotaje porteño para exponer una nueva bajada de línea pragmática con respecto a las estatizaciones emblemáticas realizadas por el kirchnerismo (YPF y Aerolíneas) y la AUH, en un proceso de viraje que ya venía ocurriendo pero que el equipo de estrategia liderado por Marcos Peña decidió exhibir con rotundez aquella noche, aprovechando el alto nivel de encendido.

En los días subsiguientes, miembros de la cúpula del PRO (Gabriela Michetti, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó, entre otros) salieron a respaldar y explicar el giro discursivo, algo en lo que Macri insistió en los días venideros.

En diálogo con Télam, la diputada Patricia Bullrich -quien encabeza la lista de legisladores nacionales del PRO por la Capital- afirmó: »La realidad es hoy, no el 2008 o cuando se tomaron las decisiones. Hoy tenemos una YPF que cotiza en la Bolsa de Nueva York y una Aerolíneas totalmente desordenada. Las dos precisan de gerenciamiento profesional. El dinero de la ANSES está financiando la Asignación por Hijo, con lo cual la realidad nos llevó a esta decisión».

»Más allá de eso, en su momento nosotros en YPF nos opusimos al desfalco de Néstor Kirchner y Sebastián Eskenazi y a la confiscación, seguimos pensando que la confiscación fue un grave error, y además nos dejaron sin gas y sin petróleo. En el caso de AA propusimos una empresa estatal que no absorbiera el pasivo de la empresa española», explicó Bullrich, aunque en 2009 el propio Macri dijo en una entrevista que »reprivatizaría con mejor control estatal» la aerolínea de bandera.

LEÉR MÁS  La LISTA de espiados en forma ilegal por los agentes secretos de Mauricio Macri

Más allá del buen eco que encontró en la militancia del PRO el viraje del jefe de Gobierno saliente, algunas voces plantean preocupación y disidencias con la estrategia, la forma de comunicarlo y los resultados.

»A Mauricio lo están asesorando mal. Ellos (Peña y Jaime Durán Barba) trazan un plan y no tienen capacidad de improvisar sobre la marcha, y es lo que me preocupa, porque no era el contexto para que se haga el anuncio después de estar cerca de perder la elección. Y son errores que se vienen repitiendo en Santa Fe, Córdoba y con la campaña vacía en Capital», relató a Télam un referente nacional del PRO que pidió reserva de su nombre.

Igualmente, defendió el contenido y sostuvo que »el giro no es tal, viene habiendo una evolución en los últimos años del PRO y del propio Mauricio, pero pasa que el oficialismo se ocupó de construir un cuco, ubicándolo como un vago malvado y noventista».

Otro dirigente de perfil nacional y que suele estar de acuerdo con la estrategia nacional, esta vez se desmarcó: »Creo que antes que explicar la continuidad, habría que haber explicado qué cambio proponemos. Me preocupa porque este giro ahora va a ser un tema de la campaña y por el costo que se pueda pagar. No había que lanzar todas esas declaraciones juntas, pero en el PRO los que piensan diferente no lo dicen en voz alta en las reuniones».

Puertas adentro, el balance que hace el ala comunicacional del macrismo es positivo, según respondieron a Télam: »Logramos salir del lugar incómodo de estatal versus privado y pasamos a la ofensiva, ahora hablando de cómo se administran los logros de ellos (oficialismo). La idea es que ahora hasta las elecciones Michetti, Peña y Vidal amplifiquen este mensaje».

LEÉR MÁS  Marcelo Tinelli apuntó contra el macrismo por el espionaje ilegal

En eso parecen estar, ya que esta semana en varias oportunidades la precandidata a vicepresidenta se expresó al respecto: »Hay determinadas cuestiones que queremos que queden claras, no las vamos a cambiar porque son dañinas para nuestro país si las cambiamos en términos de reglas de juego. la discusión del Estado en la estatización o privatización de las empresas pasó en los ’80 y los ’90, no existe más como tema», dijo ayer en su paso por Neuquén.

El jueves pasado, consultado por Télam durante su visita a la localidad de Lanús, Macri señaló: »En la Ciudad el Estado creció, hay más escuelas, más policías, más presupuesto, pero fue al servicio de la gente. El cambio es una forma de hacer política al servicio de la gente o seguir con un Estado al servicio de los políticos».

La estrategia del PRO en los últimos días de campaña hasta las PASO será »romper los prejuicios» -según lo califican- de esos sectores independientes reluctantes a votarlo a Macri, lo que esperan lograr no sólo con el nuevo mensaje, sino con la propaganda partidaria que muestra al presidenciable visitando casas de familia en todo el país.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here