Alberto Fernández viajó para ver a la principal referente de la organización Social Tupac Amaru, quien ingresó el lunes a una clínica de la capital jujeña con un cuadro de «trombosis venosa profunda».

El presidente Alberto Fernández viajaba este miércoles hacia la provincia de Jujuy para visitar a la dirigente social Milagro Sala, quien desde el lunes último se encuentra internada.

«Voy a visitar a Milagro, injustamente detenida, enferma, para acompañarla como lo hice siempre y también para se muestre esta situación oprobiosa que la Corte sigue sin resolver», afirmó el Presidente en una historia de Instagram minutos antes de volar desde el aeroparque metropolitano hacia la provincia.

Por su parte, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, informó a Télam: «El Presidente está viajando en este momento a Jujuy a visitar a Milagro Sala y para volver a poner visibilidad sobre un hecho de injusticia como es la detención ilegal que está sufriendo y para seguir reclamando por su libertad».

En este sentido, agregó: «Milagro Sala está internada, sufriendo un deterioro en su salud producto de la prisión injusta».

La portavoz relacionó además la visita que el mandatario se apresta a realizar este miércoles a Milagro Sala con la que en su momento, cuando era precandidato presidencial, en julio de 2019, realizó al expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva, quien estaba en prisión en la Superintendencia de la Policía Federal brasileña, en la ciudad de Curitiba.

LEÉR MÁS  Confirman una fuerte inversión china en una planta de fertilizantes en Tierra del Fuego

A raíz de este viaje, el Presidente canceló su participación en el acto previsto para este mediodía en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias de Ciudad Universitaria (UBA), donde iba a encabezar la entrega de equipamiento científico-tecnológicos a organismos y universidades por un monto total de $7.800 millones.

La principal referente de la organización Social Tupac Amaru permanece internada «estable» en una sala de terapia intermedia de una clínica de la capital jujeña, y su defensa denunció el martes «hostigamiento» por parte del personal policial que la custodia.

La activista ingresó el lunes último al sanatorio privado «Los Lapachos», de San Salvador de Jujuy, con un cuadro de «trombosis venosa profunda» luego de que se le practicaran estudios de rutina debido a un dolor que le aquejaba en su rodilla izquierda.

Los abogados defensores de la dirigente social informaron que, desde ese momento, Sala fue traslada a la unidad de terapia coronaria, «para ser compensada y recibir el tratamiento necesario para la trombosis».

Según informaron, la dirigente social «se encuentra custodiada por dos agentes de la policía, una mujer y un hombre, en la puerta de ingreso a la UCO/UTI y un tercer agente femenino, al lado de su cama, exhibiendo ostensiblemente la portación de su arma reglamentaria».

Por su parte, el dirigente del Frente Milagro Sala, Alejandro «Coco» Garfagnini, allegado a la dirigente social jujeña, se refirió a la visita del mandatario.

LEÉR MÁS  Dan a conocer los detalles del nuevo esquema de subsidios al consumo de gas y electricidad

«Estoy contento, es un gesto humano enorme y en otra etapa de la historia hubiera sido definitorio pero estamos en esta etapa. Tengo todas las críticas políticas a Alberto que se puedan imaginar pero no puedo dejar de reconocer que humanamente es un tipo fuera de serie. No recuerdo el caso de un Presidente yendo a ver a una presa política», dijo el dirigente.

Milagro Sala permanece detenida desde el 16 de enero de del 2016 y, desde ese momento, se multiplicaron los pedidos de distintas organizaciones por su libertad.

El 23 de noviembre de 2017, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) consideró que Sala permanecía detenida en condiciones incompatibles con su dignidad humana y que el método o manera de ejecución de la medida privativa de libertad la estaba sometiendo a angustia o dificultades mayores al sufrimiento intrínseco a toda detención, y dictó una medida provisional en ese sentido.

Desde entonces, la Corte IDH no sólo mantiene vigente la medida provisional sino que, además, recibe información periódica que denuncia la falta de independencia judicial en la provincia y el impacto que tiene la particular persecución penal que llevan adelante en la integridad física y psíquica de Sala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here