El presidente del Banco Nación de Macri es el responsable de la crisis de la entidad

La firma Vicentín busca un acuerdo con sus proveedores para retomar la actividad en por lo menos en una de sus plantas y contener el escándalo que provocó la maniobra de la declaración del default apenas un fin de semana antes de la llegada del actual gobierno.

El grupo empresario que encabezan dirigentes fuertemente ligados a la mesa de conducción del PRO en Santa Fe (Alberto Padoán, Gustavo Nardelli) cambió su estrategia y busca un acuerdo con sus acreedores comerciales, tras lo cual promete hacer una oferta a los acreedores financieros, de los cuales el Banco Nación es el principal.

Lo que resulta difícil de imaginar es, cualquiera fuera el arreglo, que pueda borrarse la responsailidad política de la última conducción de la entidad, encabezada por Javier González Fraga. En cuatro años, llevó la deuda de Vicentín a 350 millones de dólares, representando el 20 por ciento de la responsabilidad patrimonial computable del banco.

La opinión de los especialistas, entre ellos algún ex alto directivo del Banco, es que «González Fraga y todos los directores deberán explicar por qué autorizaron y convalidaron el aumento de la asistencia crediticia a Vicentín; es fantasioso atender a las versiones que señalan el desconocimiento del Directorio sobre estas irregularidades, que se verificaron durante 2016, 2017, 2018 y 2019». Quienes reclaman que los responsables respondan por su accionar «tanto penal como civilmente», advierten que, si no, «volveremos a ser testigos de megapréstamos injustificables como los que le otorgaron a Yoma, a Comercial del Plata, a Macri y a muchos otros».

LEÉR MÁS  El mundo supera los 45 millones de casos de coronavirus

Claudio Lozano, miembro del actual directorio del Banco (encabezado por Eduardo Hecker), informó que Vicentín había expresado su voluntad de presentar un plan de pagos a sus acreedores comerciales integrantes de la cadena productiva y que tenían intención de presentar «un plan de pagos también para sus acreedores financieros».

El economista y ex diputado nacional expresó que «sería muy importante» para el Banco Nación recuperar esos recursos, y consideró que «no hay ninguna razón para que Vicentín no devuelva el crédito, porque tiene capacidad económica suficiente para poder hacerlo».

Tal como expresó a través de un informe, Lozano insistió en que se trató de «un crédito absolutamente irregular por donde se lo mire». «El Banco no debió haber consentido esto, y lo hizo con un trámite también irregular aprobado por la gerencia y no por el directorio, lo que demuestra que la connivencia y la complicidad política del ex presidente (Mauricio Macri) como la conducción del banco (por el ex presidente Javier González Fraga) saltan a las claras».

Algunos antecedentes del caso Vicentín revelan que, aunque si bien se prendieron varias luces rojas respecto de las irregulares facilidades otorgadas por el Banco, por advertencias desde los cuerpos técnicos, no sólo fueron desatendidas sino que hubo órden política de ignorarlas.

LEÉR MÁS  Extienden la AUH a un millón más de menores

Cuando la deuda de Vicentín empezó a crecer, superando el margen del 15% de la RPC (responsabilidad patrimonial computable), el área técnica del Banco Central hizo llegar una nota advirtiendo a las autoridades del Nación sobre la irregularidad. La única respuesta del Directorio de entonces, encabezado por González Fraga (2019), fue convocar a la empresa para informarle la situación y esperar una respuesta de esta. La deuda siguió trepando hasta superar el 20% de la RPC.

La respuesta de Vicentín fue dejar de pagar todo compromiso con el Banco tras conocerse los resultados de las PASO, en agosto. Conducta que en diciembre extendió al resto de sus acreedores financieros y comerciales.

El «estrés» que adujo, justificado en la crisis económica de 2018 y el adelanto de ventas de granos de los productores «por temor al aumento de retenciones» en 2019, pareciera que afectó únicamente a Vicentín, porque el resto de los exportadores cerealeros no necesitó echar mano a tales artilugios. Curiosamente, Vicentín fue, entre todas, la que más creció en ventas y participación de mercado entre 2015 y 2019.


fuente. Raúl Dellatorre. Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here